jueves, 21 de noviembre de 2013

Carta a Raúl Castro de una madre con un hijo epiléptico

Limonar, Matanzas, 18 de Noviembre de 2013.

Señor Presidente: Raúl Castro Ruz.

Yo EDENIA PILOTO RODRIGUEZ, vecina de la calle Máximo Gómez No. 42, entre Brigadier Rojas y Capitán Calderín, me dirijo a usted con la esperanza de recibir una respuesta a mi grave situación.

Vivo con un hijo epiléptico y presento problemas físico-motores, además de ser asmática crónica. Desde el 2006 me acerqué a las oficinas de vivienda por la mala situación de mi vivienda, la cual es casco histórico del Municipio. La respuesta dada fue que había que hacerle cambio de cubierta total, por el mal estado en que se encontraba, y por si había murciélagos. Esta tarea no se realizó.

Me dirigí al gobierno del municipio y la presidenta me orientó en los pasos a seguir en espera de respuesta, pero siguieron pasando ciclones y la casa deteriorándose.

En el 2009, a raíz del ciclón, nos sacaron para la casa de un consultorio en la cual aún residimos. Se nos dijo que teníamos que esperar el año siguiente, pues la reparación de la vivienda estaba aprobada en el plan del año entrante.

Siguieron pasando los años y no he recibido una respuesta a nuestra situación. Pero en la casa en la que estamos no hay condiciones, ya que el baño queda afuera y si llueve o hace mucho frío no me puedo ni acercar. La vivienda colinda con el patio de mantenimiento de la construcción y aseguramiento a las viviendas, donde se almacenan cemento, polvo, arena etc. y todo penetra en la casa, empeorando mi estado de salud.

Recientemente, a través de otra carta, volví a dirigirme al Partido y al Gobierno del Municipio, los cuales no me dieron ninguna respuesta, y el director de vivienda mandó a buscar a mi hijo para que firmara un acta de responsabilidad por si la casa se derrumbaba y causaba daños y perjuicios, carta que por supuesto él no firmó. Si ellos no han hecho nada  para darle mantenimiento al casco histórico, cómo nos van a responsabilizar. Además,  de tener posibilidades económicas para arreglar la casa, el Museo Municipal no permite hacerle ningún cambio a la fachada por su importancia y posición.

En la televisión se habla de las restauraciones de los cascos históricos y de las atenciones especializadas a las construcciones declaradas patrimonios; sin embargo, en el Municipio Limonar no le dan la menor importancia y yo sigo en este problema sin solución alguna.

Señor Presidente, desde la fecha inicial (2006), me he acercado a muchos dirigentes en busca de ayuda y sólo he recibido maltratos y humillaciones, por parte de funcionarios indiferentes al grito de auxilio que hoy elevo a su autoridad. Acudo, angustiosa y desesperadamente a Usted, para que se solidarice con mi causa. Pero si Usted no puede tampoco resolver mi problema, por favor, dígame si debo dirigirme a los Estados Unidos para encontrar la solución.

Sin más, esperando su respuesta, Edenia Piloto Rodríguez.


Relacionada

VIDEOS