domingo, 20 de octubre de 2013

La Intranet y otros engendros virtuales

Por Pablo Morales Marchán/ Hablemos Press.

LA HABANA, 20 de Octubre.- Al régimen de La Habana no le basta con la creación de un mundo surreal en la isla, sino que está imitando de  la internet, escenarios virtuales (la web 2.0), y está invadiendo el ciberespacio nacional con sus soldados mentales, armados de su falaz discurso.

Han creado la intranet, una plataforma de páginas del país, hospedadas en servidores cubanos (Off line).

Las redes sociales como Facebook  y Twitter, han sido clonadas, “La Tendedera” y “El Pitazo”, son los ejemplos más recientes.

Como remedo de la plataforma blogger o WordPress, el gobierno ha creado CubaVá; la EcuRed (Enciclopedia colaborativa) trata de emular con la Wikipedia o Encarta, y su versión para la telefonía celular, Ecumóvil, que según comentarios de algunos usuarios de esta prestación, interfiere en el funcionamiento de otras aplicaciones traídas del exterior, como por ejemplo las descargadas de La singularidad.com para los llamados teléfonos inteligentes (Smartphone).

Con computadoras muy usadas (hardware) y una conexión deficiente, estos servicios son gratuitos desde los Joven Club, recintos ubicados a lo largo del país y creados hace varios años para la enseñanza de la computación y la electrónica, con estricto control de las autoridades y los ciberpolicías sobre los que hacen uso de esas instalaciones, facilitando el monitoreo de todo lo que leen y escriben los usuarios que utilizan los pocos foros virtuales que existen.
En los cibercafés la navegación en la intranet cuesta 0.60 peso convertible (CUC).

La conexión a internet cuesta 4.50 CUC por hora, y bloquean el acceso a  ciertas páginas donde aparecen denuncias y análisis críticos realizados por la prensa independiente y los blogueros contestatarios.

La compañía CUBACEL, única institución de este tipo en el país que ofrece el servicio de telefonía móvil, interrumpe el servicio de llamadas, el envío de mensajes de texto (1 sms /1cuc) y de  mms/2.30 cuc) de los demócratas, a las redes sociales globales y blogs personales para evitar denuncias en tiempo real, (solo permiten el envío de fotos, videos o clips de audio que no excedan los 260 kilobytes de tamaño).

Convocan a  estudiantes de las Universidades, especialmente la de Ciencias Informáticas (UCI), militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y oficiales de la Contra Inteligencia a participar como miembros activos de  estas plataformas.

Limitan a toda costa el uso de las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs), y crean un escenario donde puedan inducir al pensamiento colectivo a favor de la continuidad del sistema castrista, para de este modo imponer esa alternativa al pueblo como la única opción.

Patético actuar, la de esta gerontocracia que intenta maquillar la mala imagen de su gobierno con una ligera cirugía estética, aun cuando no logre esconder lo pérfido de su alma.

VIDEOS