miércoles, 23 de octubre de 2013

Dos muertes por dengue en Hospital materno-infantil habanero

Salideros de albanales y agua corriente del solar la Margarita, abarcan tres cuadras. - Foto J. Leygonier

Por Jaime Leygonier/ Hablemos Press.

LA HABANA, 23 de Octubre.- Ocurrieron dos muertes por dengue en la sala 4 B del Hospital materno-infantil y policlínico Santos Suárez, sito en ese barrio habanero, en las calles Cocos y Rabí, según informan pacientes que conocieron de esos fallecimientos el lunes 14 de octubre. Estas víctimas de la epidemia eran personas adultas.

El barrio de Santos Suárez está lleno de salideros eternos de agua corriente y de albañales y roturas en las calles y edificios que embolsan agua de lluvia y funcionan como criaderos de mosquitos transmisores del dengue y otras enfermedades y no son tratados en la campaña de fumigación.

Según vecinos, en la noche del 18 fumigó una avioneta.

Salidero de la Margarita visto por la calle Zapotes. - Foto J. Leygonier
Los salideros y los casos de dengue abundan incluso en los alrededores de este Hospital y de otros. Así como acumulaciones de basuras y escombros en las esquinas.

Salidero eterno en la esquina del Policlinico 14 de Junio, Luyano. -La Habana
Según vecinos, en los años 90 en una reparación de la red de agua corriente en la calle Rabí, a media cuadra de este hospital, colocaron la tubería de agua corriente junto a la del alcantarillado donde desaguan las aguas negras del Hospital.

Calzada de Diez de Octubre y Agua Dulce, esquina del Hospital antigua Quinta Dependiente - Foto J. Leygonier
Lo cual contraviene lo reglamentado al respecto, porque crea el peligro por roturas de ambas tuberías de contaminar esa red de agua que abastece muchas  cisternas y hogares, en este caso agravado por ser desechos provenientes del Hospital y su laboratorio.

Estos hospitales carecen de crematorios o plantas de tratamiento para sus desechos humanos. El Dr. Darsi Ferret escribió hace años demostrando como, por violación de normas de higiene establecidas y aplazamiento de desinfecciones, los hospitales devienen en focos de contaminación para el territorio.

También reportan en Santos Suárez casos de cólera, epidemia de gripe, se rumora hay influenza, y se verificó al menos un caso de paludismo -malaria.

Las autoridades hacen un secreto de estas epidemias y los médicos tienen prohibido diagnosticar cólera, paludismo e influenza, los obligan a extender certificados sustituyendo estos nombres por "enfermedad gastro-intestinal" y "enfermedad respiratoria aguda".

VIDEOS