domingo, 20 de octubre de 2013

Declaran en cuarentena destacamento de la cárcel Melena II

Prisioneros en una bloquera instalada en el patio de la cárcel Melena II/ Hablemos Press.

Por Bárbara Daineris Pérez Guerra­­/ Hablemos Press.

LA HABANA, 20 de Octubre.- Las autoridades del Ministerio de Salud Pública declararon en cuarentena un destacamento de la cárcel Melena II por encontrar decenas de casos de prisioneros contagiados con la tuberculosis.
El destacamento 3 fue cerrado, el 14 de octubre, por órdenes de las autoridades del Ministerio de Salud Pública debido a que la mayoría de los reclusos (unos 140) están infectados con el virus, informaron varios reos y una enfermera.

Una enfermera que pidió no ser identificada, y que trabaja en ese centro penitenciario, dijo también a esta reportera que los penados se encuentran en estado crítico, con fiebres altas, erupciones en la piel, dolores de cabeza, toz y falta de aire.

La prisión Melena II, está ubicada a dos kilómetros del municipio Melena del Sur, en la provincia Mayabeque, y a unos 60 de la capital cubana.

“La atención médica aquí es deficiente y las medicinas que debemos tomar están en extinción en la farmacia”, aseguró Juan Pablo Hernández, un reo del destacamento 10, que padece de varias enfermedades.

Para garantizar que la infección no se propague se prohibió sacar a los reos al soleador y suspenderles las visitas conyugales y familiares.

Según el Dr. Eduardo Herrera “la tuberculosis es una enfermedad producida por el Bacilo de Koch; adopta formas muy diferentes. Es caracterizada por la dimensión extensa de pequeñas granulaciones tuberculosas en la masa del órgano afectado, especialmente en el pulmón”.

“Si estos hombres no son atendidos como debe ser, muchos pueden morir rápidamente debido a las condiciones y el medio en que están viviendo”, señaló Herrera.

Los reclusos de Melena II se quejan contantemente ante las autoridades estatales y denuncian que los techos de este centro tienen filtraciones, provocadas por rotura en la tubería de desagüe sanitario. Dichas filtraciones provocan humedad en las celdas, en las cuales viven hacinados hasta 36 reclusos.

Tanques de suministro de agua “están totalmente destapados y contaminados por todo tipo de hongos, como linos verdes, insectos, y en ocasiones aparecen ranas y roedores muertos”, aseguraron varios reclusos a Hablemos Press.

Solo tres veces al día, por media hora, le suministran agua. Para garantizar el preciado líquido, los reclusos tienen que almacenar en pomos y cubetas.

Los alimentos son elaborados por los mismos presos que trabajan en las brigadas de utilidad penal, y para su elaboración utilizan fogones de leña y calderas sucias, con residuos  de comida del día anterior en estado de descomposición.

VIDEOS