martes, 29 de octubre de 2013

Cuba: Adulto mayor, la verdad al desnudo

Por Pablo Morales Marchán/Hablemos Press.

LA HABANA, 29 de Octubre.- Con una baja tasa de natalidad y un envejecimiento creciente de su población, Cuba se enfrenta a un serio problema demográfico en los próximos años.

Los abuelos de los cubanos de a pie (la mayoría en la isla) no tienen esperanza de vida, sino años de supervivencia. La imposición de un dogma importado -el castro comunismo- caló profundo de manera negativa en el modus vivendi de muchos nacionales.

Las opciones para este sector son limitadas. Los subvaloran, en no pocas familias (trayendo como consecuencia una dinámica familiar disfuncional) porque no aportan económicamente al mismo nivel de los demás integrantes debido a su exigua pensión, y son discriminados a la hora de tomar decisiones importantes en los hogares.

Algunos de ellos sin aparente amparo filial, venden lo que sea, duermen en la calle, mendigan, y se emborrachan para escapar de su cruda realidad. Situación que alcanza a jóvenes también, víctimas de la crisis económica y moral que existe en la isla.

La inseguridad alimentaria en Cuba, los golpea más fuerte que a otros estratos sociales, y esto va en detrimento de su salud. El régimen intenta maquillar esta situación con iniciativas como las casas de abuelos, con programas educacionales, la práctica de ejercicios (especialmente el tai chi) en parques y plazas, entre otras, sin ser esta la solución verdadera a tanto deterioro antropológico.

El igualitarismo no era justicia social, sino instrumento de dominación para someter a las masas y frustrar sus ambiciones personales, en nombre de una supuesta unidad nacional. Ahora se ha abierto la caja de pandora.

El Estado policial vigente genera una cultura de la intimidación, de posicionamiento por la fuerza, (aniquiladora de la educación cívica) convertida en un accionar peligroso por cierto número creciente de nacionales que reproducen esta actitud del sistema en contra de la niñez, la mujer y el adulto mayor, discriminados por la edad, sexo y nivel económico, y violentándolos de manera física, verbal y sicológica, entre otras.

Las reformas Raulistas tienen en su mira, transferir la total atención material de los ancianos a las familias de estos y desentenderse de la asistencia social que antes los protegía.

Para eso está usando los medios de difusión masiva. Para ¨reeducar¨ y hacer ver la necesidad de retribuir las atenciones recibidas a la generación predecesora .Su gran cinismo los lleva incluso a usar el humor gráfico y a actores con vis cómica, para tratar el tema desde el choteo, como si fuera un asunto risible.

El raulismo es la transición a un capitalismo de Estado, que está recortando las prestaciones sociales, en aras de abolir, solo la dependencia económica de los gobernados (la política pretende quedar intacta) y hacer más rentable la esclavitud de nuevo tipo.

Los Castro y sus cómplices sobrevivientes, envejecieron en el poder con todos los privilegios. Sus hijos y sus nietos no tienen por qué preocuparse por estos; al contrario, están listos para heredar sus mal habidas fortunas.

VIDEOS