jueves, 26 de septiembre de 2013

Reciben orden de desalojo otras 10 familias en Berroa

Por William Cácer/ Hablemos Press.

LA HABANA, 26 de septiembre.- Unas diez familias desesperadas esperan la inminente demolición de sus viviendas en esta semana en el caserío el tamarindo, ubicado a un kilómetro de la carretera Monumental, a la entrada del complejo de almacenes conocido como Berroa.

Días atrás, las autoridades del municipio de la vivienda de La Habana del Este se presentaron en el pequeño caserío y dieron a los moradores un ultimátum de 15 días para abandonar el lugar.

“Ellos llegaron aquí, y con tono amenazante nos dijeron que teníamos que auto demoler  nuestras viviendas; que nosotros somos ilegales y no podíamos permanecer aquí ni un minuto más”, explicó Maritza Quesada, una de las afectadas.

Luego del desplome del campo socialista en la Europa del Este muchas fábricas en Cuba se vieron obligadas a cerrar, y muchos locales fueron abandonados por el gobierno Castrista, por lo que muchas familias desesperadas y sin casas ocuparon cuanto local encontraron abandonados.

“Cuando llegamos a este almacén todo era ruina y destrucción; nosotros le dimos forma de casas con mucho esfuerzo y sacrificio, y aquí llevamos más de 20 años; aquí nacieron mis dos hijos, por lo que no nos vamos a ir”, dijo Ignacio Valdés Díaz, residente del lugar.

Los desalojos en Cuba no son agradables ni a las familias que lo sufren ni a los victimarios que ejecutan órdenes injustas recibidas por el gobernante Partido Comunista.

“Pienso que no es justo lo que pretenden hacer con estas familias indefensas; creo que no se debe desbaratar lo que con tanto esfuerzo han construido estas personas; allí hay niños pequeños, mujeres y ancianos enfermos”, declaró un funcionario del gobierno que fue consultado, a cambio de que no se revelara su identidad.

VIDEOS