miércoles, 11 de septiembre de 2013

Paralizan el tráfico en una de las principales avenidas de la capital

Por Daniel Palacios/ Hablemos Press.

LA HABANA,  11 de Septiembre.- El pasado lunes, alrededor de una veintena de efectivos de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE) llevaron a cabo el desalojo de una familia.

El hecho, que ocurrió en la calle Neptuno número 208, entre Amistad e Industria, municipio Centro Habana, en La Habana,  bloqueó por más de una hora y media esa importante arteria capitalina.


Agentes policiales, representantes de la Dirección Provincial de Vivienda, el Poder Popular y otras instancias oficiales, se presentaron en el inmueble con una orden judicial y comenzaron a sacar las pertenencias de las seis personas que habitaban la instalación.

“Fueron groseros, y en ocasiones usaron la fuerza” contra una familia que tiene dos personas mayores y dos niños.  

“Dijeron que teníamos que irnos porque la casa no era de nuestra propiedad y, además, estaba en peligro de derrumbe”, comentó Yaniurvis Marrero, una de las afectadas.

Según Marrero, las causas del desalojo se remontan a un año atrás, cuando su casa -ubicada en los altos de la vivienda de donde los desalojaron-, se incendió.

“Aquella vez nos mandaron para un albergue en Campo Florido”, municipio Habana del Este, La Habana; “pero nos negamos, y decidimos ocupar la casa que está debajo de la nuestra. Exigimos que nos dieran algo mejor o seguíamos aquí”, relató antes de que agentes de la Seguridad del Estado impidieran su contacto con otras personas mientras durara el operativo.

Asimismo, oficiales de la DSE realizaron un gran esfuerzo para imposibilitar que se grabara el hecho con celulares o cámaras.  

Como resultado de la protesta efectuada por la familia, los uniformados accedieron a colocar las pertenencias en la sede de la Sociedad Nacional de Esperanto, inmueble colindante con el lugar del desalojo.

VIDEOS