miércoles, 4 de septiembre de 2013

La comercialización y de los productos del campesino

Por Odalis Pérez Valdés/ Hablemos Press.

MAYABEQUE, 4 de septiembre.- El administrador de la Empresa Comercializadora de Productos Agrícolas (ECPA), del municipio Güines, provincia Mayabeque, René Lima Monteagudo, accedió a hacer declaraciones sobre los problemas que está enfrentando la provincia en ese sector.

Comenzó explicando que “las unidades de acopio son controladas por el Estado y proveen una red de distribución para los productores agrícolas, como son las Unidades Básicas de Producción Cooperativas (UBPC) y los pequeños agricultores y beneficiados de la Ley 300, la que plantea que la UEB trabaja en conjunto con la CCS encargada de la distribución de productos como abonos, fumigo, agua y petróleo destinados a las cosechas de los productos”.


El funcionario indicó que Acopio se encarga de realizar los contratos  de todos los productos que demanda La Habana, como frijol, maíz y otros productos.

“Nosotros ajustamos la cantidad que los agricultores entregan a acopio, mediante un contrato, y le fijamos un precio; por ejemplo, si se trata de un producto como el boniato, el que pagamos a 60 pesos (moneda nacional) el quintal, lo recibimos y lo enviamos a La Habana; y así con otros productos de la demanda”.

Asegura que si la cantidad de producción que controlan a los beneficiados es superada por el nivel de producción de sus tierras se llega a un ajuste en el precio del excedente, al que le buscan otro destino, luego de realizarle un descuento de un 10 y hasta de un 60%, teniendo en cuenta que Acopio puede perder ese producto si no encuentra un destino para el mismo en otras provincias.

Como estrategia para reducir las riesgos de pérdidas, Lima Monteagudo explicó que “al hacer el descuento de ese %  nosotros nos aseguramos de no tener una perdida mayor en el excedente que recibimos, como le ha sucedido a la Empresa de Batabanó, que ha sufrido serias pérdidas por mal manejo de la Dirección en la conservación y transportación de los productos, lo que ha ocasionado la pérdida de muchas toneladas de boniatos y otros productos, que han llegado a su destino cocinados y en mal estado”.

VIDEOS