miércoles, 11 de septiembre de 2013

Impactante procesión en honor a la Virgen de la Caridad

Por Daniel Palacios/ Hablemos Press.

LA HABANA,  11 de Septiembre.-  De impactante pudiera calificarse la tradicional procesión que se efectuó este domingo 8 de septiembre hacia el Santuario Diocesano de Nuestra Señora de la Caridad, en Centro Habana, La Habana, pues primaron la fe a la Santa Patrona de Cuba y el respeto al movimiento Damas de Blanco.

Cientos de personas, de todas las edades y razas, se dieron cita en las inmediaciones de las calles Reina, Galeano y Zanja para peregrinar, en medio de un amplio despliegue de medios de prensa internacionales, así como agentes de la Sección 21 (Unidad de  Enfrentamiento) de la Seguridad del Estado, quienes esperaban la participación de las Damas de Blanco y otros opositores.


El color amarillo invadió los más recónditos lugares de la zona, mientras el paso de la Virgen imprimió tranquilidad y esperanza durante la peregrinación, ya fuese en la calle y los  balcones repletos de espectadores.

Una ligera, pero pertinaz lluvia, avivó más la firmeza de los presentes, pues fue tomada como la bendición de la propia Virgen a ese acompañamiento del pueblo a su imagen, que recientemente cumpliera los 400 años de aparecida en la Bahía de Nipe.

La nutrida procesión culminó con una misa oficiada por el Cardenal Jaime Ortega, Obispo de La Habana y principal figura de los católicos en la mayor de las Antillas.  

Respeto a las Damas de Blanco

En medio del evento religioso, acaparó la atención la presencia de alrededor de 70 mujeres integrantes del Movimiento Damas de Blanco Laura Pollán, quienes recibieron innumerables muestras de respeto y apoyo.

Durante su trayectoria decenas de participantes del pueblo las alentaban a seguir adelante y a continuar siendo “la muestra real de la unidad y voluntad de lucha de la mujer cubana”, tal como se escuchó dentro de la multitud.

Medios de prensa internacionales, resaltaron el civismo y el  orgullo con que desfilaron, así como la tranquilidad de las autoridades durante su recorrido.

Intenso operativo de la Seguridad del Estado

“Desde el 7 de septiembre fue montado el puesto de mando frente al santuario, con agentes apostados en el interior de la iglesia durante las misas que se celebraron ese día”, confirmó Pablo Morales Marchán, reportero de Hablemos Press presente en el lugar.

Todos los alrededores de la Casa de Dios estaban vigilados por al menos 20 agentes, quienes cubrían las calles de entrada y salida al centro religioso, aunque no se reportó ninguna detención.

VIDEOS