lunes, 2 de septiembre de 2013

Empresa de Acopio: El mal del campesino

Por Odalis Pérez Valdés/ Hablemos Prees.

MAYABEQUE,  2 de septiembre.- Propietarios de tierras y beneficiados de la Ley 300, quienes recibieron sus tierras en usufructo, se quejan del mal trabajo de la Empresa de Acopio.

Uno de los beneficiados por la Ley, que aceptó hacer declaraciones de forma anónima, planteó que “uno de los retrasos que ha tenido para entregar a Acopio los quintales de boniatos de su cosecha ha sido por culpa de las Cooperativas de Créditos y Servicios (CCS), que han sido la responsable por el retraso de las maquinarias para la extracción del producto de abajo de la tierra”.


El campesino aseguró que cuando pudo recoger el boniato y entregarlo a Acopio del municipio Güines le realizaron un descuento del 80%, porque según le planteó la recibidora, su producto era de 3ra. 

“Mi producto era netamente de primera, pero acopio hace ese descuento para estafarnos; las CCS no nos da el producto para la cosecha y estamos teniendo grandes pérdidas”, dijo el campesino.

Otros pequeños agricultores, que también han perdido sus cosechas,  comentaron que incluso en los casos en que su producto ha sido vendido a Acopio, muchas veces la empresa no tiene el fondo para pagarles y que ellos le aportan a esa entidad la cantidad controlada del  producto de sus cosechas, y mucho del excedente que les queda lo pierden por falta de transporte.

Actualmente existen 2000 UBPC en toda Cuba, pero el experimento no es visto como un éxito real.

Notas estadísticas resaltan que las UBPC y las CCS concentran el 27% de las tierras cultivables del país y generan el 11% de los productos que se producen en Cuba.

Hoy, muchos de los beneficiados de la Ley 300, que recibieron tierras en usufructo, plantean que están teniendo grandes pérdidas por el mal manejo de Acopio y las CCS, que han planteado un descuento del 10% de su producto por una deuda de $20,000 que tienen las CCS con el Estado y que deben recaudar a costa del trabajo de los campesinos.

VIDEOS