jueves, 19 de septiembre de 2013

Desestimulo al Estudio

Por Eduardo Herrera/ Hablemos Press.

LA HABANA.- En Cuba -país cuyo gobierno se ha encargado de mostrar al mundo supuestos logros en educación  elemental y profesional- ahora la mayoría de los graduados universitarios han encontrado en las calles formas de subsistencia, que no tienen que ver con sus profesiones.

Fundamentalmente, vemos a jóvenes desesperanzados, trabajando en cafeterías como dependientes, choferes de alquiler, parqueadores de autos, bicitaxistas y otras actividades que se contemplan dentro del “cuentapropismo” fomentado por el estado cubano.

El ciudadano, al no tener cómo satisfacer sus necesidades mínimas trabajando en puestos que se correspondan con sus conocimientos, ha perdido interés en el desempeño de muchas profesiones estatales poco remuneradas en comparación con el cuentapropismo.

Ejemplo, un chofer de alquiler o “botero” suele ganar en un día quinientos pesos moneda nacional (unos 20 CUC moneda convertible), justo el sueldo de un medico en un mes de trabajo, monto que no le alcanzaría para comprarse un par de zapatos.

Así se pone de manifiesto cómo están los pagos por desempeño de labores, lo que conlleva al desestímulo a seguirse superando profesionalmente, por no ver posibilidades concretas de mejorar el estatus de vida.

El poco incentivo para estudiar es cada vez más evidente en una sociedad que se ha deteriorado desde hace mas de cinco décadas, donde las carencias y necesidades nos han obligado a buscar formas de subsistencias apartándonos cada vez mas de los estudios y el conocimiento.  

Lógicamente se pone de manifiesto el desinterés del estado  en desarrollar verdaderamente el país, pues una nación se fortalece  plenamente por los conocimientos adquiridos por el pueblo para pensar cómo salir adelante, y estos individuos salen de  las universidades mayormente.

El gobierno cubano en la actualidad tiene más interés en crear autómatas que los refrenden en el poder que fomentar el desarrollo de una nación instruida pero triste.

VIDEOS