lunes, 2 de septiembre de 2013

Carnaval habanero

Por Eduardo Herrera Durán/ Hablemos Press.

LA HABANA, 2 de septiembre.- El 18 de agosto concluyó el carnaval de La Habana, el que cada año tiene menos áreas de esparcimiento para la población, y el precio de los productos que ofertan son menos asequibles al trabajador.

Siendo una de las más tradicionales fiestas populares en nuestro territorio, se ha convertido en un lugar poco visitado por la población que en épocas pasadas ansiaba la llegada del mismo, por el colorido y la emoción que disfrutaban los que participaban en él.


Áreas que, hasta la década del ochenta, incluían todos los municipios de la periferia, se han reducido hasta más de un sesenta  por ciento, quedando solamente una pequeña zona en el área del malecón habanero.

Las dificultades con el transporte y  la  reducida economía familiar no permiten que ésta sea una opción para el disfrute de las familias, siendo actualmente una actividad a la que asisten, en su mayoría, personas poco adaptadas socialmente.

El público que asiste en su mayoría son jóvenes con bajo nivel adquisitivo, sin otras opciones recreativas; jóvenes muy proclives a crear desórdenes públicos y reyertas que casi siempre terminan con un saldo de muchos lesionados leves y graves, además de algunos muertos.

Por estos días el Hospital Calixto García, que se encuentra cercano a estas áreas de carnaval, ha sido testigo de los casos de lesionados procedentes de estas fiestas que cada día se tornan más peligrosas, a pesar de la gran cantidad de policías y apoyo paramilitar existentes en el lugar.

VIDEOS