jueves, 19 de septiembre de 2013

Basura y más basura

Por Jorge Alberto Liriano Linares/ Hablemos Press.

LA HABANA, 19 de septiembre.- Con regularidad, la prensa oficial comenta sobre la basura y los desperdicios arrojados en la vía pública. El fenómeno se ha convertido en una pesadilla para la población, que cada día ve surgir nuevos vertederos con la consecuente proliferación de vectores y plagas por toda la ciudad.

La capital de todos los cubanos es un enorme basurero, al menos en las zonas no frecuentadas por los turistas, personal diplomático y altos directivos de la cúpula gobernante.

Enfermedades como el dengue y el cólera son un fantasma nocivo que deambula libremente por toda la isla, afectando mayormente a los barrios marginales, las localidades rurales y las prisiones.

En un reciente recorrido por el Municipio Güines, provincia Mayabeque, este reportero pudo contactar cómo la basura se apoderó de la entrada de esa localidad. Hasta el sitio donde un cartel anuncia: “Bienvenido a Güines” resultó convertido en un enorme basurero.

Juan Gaspar Camacho, de 65 años de edad y vecino de Avenida 101, entre 66 y 68, asegura haber nacido en este pueblo, y según su testimonio, “en la historia del pueblo jamás se vio algo parecido”.

Vivimos en un basurero, y lo más doloroso es que ni a la dirección del partido ni al gobierno les interesa, porque la mayoría de ellos viven en sus mansiones, casi todas ubicadas en la barriada del Vedado y Miramar, donde todo está bien cuidado y limpio. 

Tal parece que en Cuba existe una categoría de personas, que por los cargos que ocupan se sienten por encima de todo y de todos, y esa condición los libera de prestarle atención a cualquier situación que desde su entidad esté dañando, sin sentido y sin razón, la salud de los ciudadanos, quienes al parecer se están volviendo inmunes a este fenómeno, y con tantos problemas, necesidad y miseria, no se percatan de la indigencia y la marginalidad a que los están exponiendo.

VIDEOS