martes, 17 de septiembre de 2013

Arrestan y golpean a corresponsal de Hablemos Press

Por Magaly Norvis Otero/ Hablemos Press.

LA HABANA, 16 de septiembre.- El corresponsal de Hablemos Press Denis Noa Martínez, fue objeto de detención arbitraria y abuso por parte de agentes del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE).

Según el testimonio de Noa Martínez, cuando se disponía a abandonar su domicilio, ubicado en Calle Hacendado número 54, entre Línea del ferrocarril y Vía Blanca, Habana Vieja, fue interceptado por el auto patrulla 291, y el oficial del DSE nombrado William le comunicó que tenía orden de no permitirle salir fuera de su vivienda.


Denis Noa Martínez
Según explicó el corresponsal, “decidí no discutir con el represor. Entré a mi casa y salí por la parte de atrás; de este modo burlé la vigilancia y cumplí mi objetivo, que era llegar al callejón Barbosa, entre Calzada de Güines y Final, San Miguel del Padrón, La Habana, donde se realizaría una actividad de la Comisión de Atención a Presos Políticos y Familiares (CAPPF), en recordación a las víctimas del atentado terrorista del 11 de Septiembre contra las Torres Gemelas, en la que yo tomaría fotos y realizaría mi trabajo como periodista”.

Martínez, aseguró que el lugar donde está ubicada la vivienda donde se realizaría la actividad estaba  sitiada por un operativo policial donde participaban  más de 50 efectivos de la policía política, y que el agente Camilo -uno de los más connotados represores de la Seguridad del Estado- ordenó a los soldados que lo golpearan.

“Fui golpeado por el sicario Volodia” -aseguró-, “un esbirro que mide dos metros de estatura y cerca de 220 lbs. de peso. Me golpeó en el abdomen y las piernas, lo que me provocó un vomito dentro del auto patrulla 291; además, fui golpeado por otros tres policías”.

“Luego de dos horas de detención Camilo dio la orden de sacarnos a mí y a otros dos opositores fuera de La Habana, dejándonos en la provincia Mayabeque. A los opositores los bajaron en la playa de Bacuranao, y a mí me dejaron en Peñas Altas, Canasí, en Santa Cruz del Norte, frente a un campamento de presos”. 

VIDEOS