jueves, 22 de agosto de 2013

SOS por un Paseo

Paseo Domingo Lence de Alquizar. Foto del autor.

Por Alejandro Sánchez Zaldívar/ Hablemos Press.

ARTEMISA, 22 de agosto.- Alquízar es un municipio de la provincia Artemisa. Desde 1923, en la cabecera municipal, de igual nombre, se encuentra, el Paseo Domingo Lence.

Según la enciclopedia oficial Ecured “… por muchos años devenido símbolo del territorio, orgullo de sus pobladores por su ambiente acogedor, detalles pintorescos y valor patrimonial. A la sombra de frondosos laureles y dos hileras de bancos de hierro fundido y madera, dispuestos a todo lo largo del Paseo, era sitio predilecto de enamorados y vecinos que concurrían al disfrute de tan acogedor paraje”.




En visita de trabajo, efectuada a esa localidad por este corresponsal y varios amigos, el día 11 de agosto, recorrimos el Paseo y pude  constatar que han desaparecido los laureles, bancos originales, plantas ornamentales y las luminarias; está absolutamente abandonado. El otrora bello y agradable Paseo de Alquízar se ha convertido, además, en un lugar maloliente y peligroso para la salud.

La fosa de los edificios  -conocidos como “los 400”- se desbordó en el mes de mayo. Desde entonces, por ambos lados del Paseo corren aguas albañales. Estas calles aparentan zanjas para el vertimiento de excrementos y otros desperdicios.

Varios ciudadanos de la zona, informaron que se han quejado a todas las instancias del gobierno, sin haber obtenido ninguna solución. Un combatiente internacionalista, que prefiere el anonimato, declaró: “ya estoy cansado de plantear el problema en nuestras reuniones; por mí, que se hunda el Paseo. Tengo que estar atajando a los vecinos porque quieren recoger con latas esta pudrición y tirarlas en la sede del gobierno” (Poder Popular).

Como la actual situación se ha estado repitiendo desde hace dos años, la administración municipal, tratando que las aguas negras no lleguen al centro del pueblo, barrenó la calle a varios metros de profundidad para que desagüen en el manto freático, complicando aún más los riesgos ambientales, según el testimonio de lugareños entrevistados.

Al igual que ha ocurrido con anterioridad en municipios artemiseños, como San Antonio de los Baños, Bauta y Güira de Melena -en Alquízar- hay un brote de diarreas agudas y vómitos, que ha obligado a las autoridades sanitarias a prohibir la venta de líquidos en paladares, cafeterías y otros establecimientos similares.

Catorce de estos casos han sido remitidos al Hospital General Docente Comandante Pinares, en el municipio San Cristóbal.

Escenarios tan alarmantes como el Paseo de Alquízar, es común observarlos en zonas urbanas y rurales de la provincia, propiciando las condiciones para la aparición de enfermedades mortales como el dengue, el cólera y otras.

El llamado de auxilio para salvar al Paseo y sus vecinos ya está hecho. Ahora, debemos esperar por oídos receptivos para su pronta solución. 

VIDEOS