jueves, 15 de agosto de 2013

Reprimen a activistas que rendían homenaje a fallecidos el mismo día del cumpleaños del dictador


Por Frank Abel García/ Hablemos Press.

La Habana 15 de agosto.- Activistas de la Comisión de Atención a Presos Políticos y Familiares (CAPPF), se reunieron el 13 de agosto para rendir tributo a los fallecidos en el hundimiento del remolcador 13 de Marzo, según informaron delegados de la organización.

El encuentro, realizado en la casa de Andrés Pérez Suárez, vicepresidente de la organización, ubicada en Callejón Barbosa No. 13 entre Calzada de Güines y Final, reparto La María Luisa, San Miguel del Padrón, contó con la asistencia de 18 activistas, informó Denis Noa Martínez, corresponsal de Hablemos Press, quien se encontraba en el lugar.


“El objetivo era recordar a los 41 fallecidos, entre ellos 11 niños que perdieron la vida en esa brutal acción, dijo Pérez Suárez.

El 13 de Julio de 1994, el entonces gobernante Fidel Castro ordenó el hundimiento del remolcador en altamar, con 71 personas a bordo, para impedir que abandonaran el país.

En el verano de ese año el país se vio envuelto en la llamada crisis de los balseros, cuando miles de personas se lanzaron al mar con el objetivo de abandonar la isla y llegar a los Estados Unidos. Muchas de aquellas personas fallecieron en el intento.

“Alrededor de la casa había un fuerte operativo policial, dirigido por el Departamento de la Seguridad del Estado para evitar que los activistas saliéramos a la calle”, señaló por su parte María Regla, esposa de Andrés, en una conversación por teléfono.

Según María Regla “junto a los agentes de la Seguridad se encontraban oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), del Ministerio del Interior y las Brigadas de Respuesta Rápida, para realizar un acto de repudio contra los activistas que nos encontrábamos reunidos en la vivienda”.

“Camilo agente del DSE, nos amenazó frente a la casa con desaparecer a Andrés, José Ángel Luque y al corresponsal Denis Noa si continuaban tomando fotografías del operativo”, denunció la propia María Regla.

Varios activistas comentaron que el represor conocido como agente Camilo, es uno de los oficiales del (DSE), más temido y odiado, debido a su habitual participación en acciones violentas contra activistas pacíficos, para impedir las actividades que lleva a cabo la Sociedad Civil emergente.

“A pesar del operativo pudimos realizar la actividad, y rendir tributo a estas víctimas del régimen, el mismo día del cumpleaños del ex gobernante, quien llevó a la muerte a estas personas inocentes. Para nosotros, recordarlos es un deber; pero también, es un derecho que nos tienen que respetar”, dijo Pérez Suárez.

VIDEOS