lunes, 5 de agosto de 2013

Periodista independiente inicia huelga de hambre


Por Pablo Morales Marchán/ Hablemos Press.

Matanzas, 5 de agosto.- En el poblado Cidra, municipio Unión de Reyes de la provincia Matanzas, el periodista independiente Oscar Sánchez Madán inició una huelga de hambre, desde el 30 de julio, en horas de la tarde.

Una de las solicitudes que hace el periodista con su huelga es pedir protección a su integridad física (asilo político) de cualquier país que se lo conceda, porque teme por su vida, al haber sido embestido en dos ocasiones por autos que presume pertenezcan a los agentes del Departamento de la Seguridad del Estado (policía política castrista).

Sánchez Madán informó a la prensa internacional a mediados de julio sobre al menos 28 casos de cólera en la provincia de Matanzas y cree que está siendo víctima de represalias del régimen por eso.

El primero de los atentados, según relata vía telefónica, fue cuando salía de la Cuarta Unidad de la Policía del municipio Cerro, en La Habana, después de haber sido liberado a finales de mayo de este año, cuando iba acompañado de dos Damas de Blanco y otros dos opositores que no identificó, al ser interceptados para impedirle ir al Aeropuerto Internacional José Martí, para “recibir a varios demócratas cubanos que regresaban de Polonia”.

Cuenta que un vehículo lo embistió, pero que en aquel momento no sospechó que fuera intencional y creyó que había sido producto del modo caótico con que manejan algunos choferes en la capital.

La segunda ocasión fue cuando iba camino a denunciar el robo de una computadora portátil de su propiedad, y se le abalanzó un auto lada blanco con tres personas a bordo, con muy serias intenciones de provocarle lesiones graves e incluso la muerte, el día 25 de julio del 2013, comentó.

Visitó el día anterior a esta situación, la sede diplomática de la Nunciatura Apostólica, buscando asilo y fue expulsado violentamente del centro por un funcionario cubano que le había abierto la puerta electrónica primeramente.

Otra de las peticiones del periodista es “que las autoridades cubanas informen y tomen medidas para eliminar la epidemia de cólera que azota a la población”.

 “Yo voy a continuar la huelga hasta las últimas consecuencias hasta cumplir dos objetivos, uno que cualquier gobierno me dé asilo y el otro denunciar el robo descarado de mi computador por un presunto ex sargento de la contrainteligencia militar cubana con problemas mentales”, acorde a la versión de vecinos testigos del lugar que lo vieron entrar en la casa donde se alojaba.
“Yo no voy a salir a la calle, esto es serio y bastante peligroso”, aseguró el periodista.

VIDEOS