martes, 23 de julio de 2013

El turno Carioca

Por Eduardo Herrera/ Hablemos Press.

La Habana, 23 de Julio.- Si bien la gran prensa internacional no ha colocado sus más potentes focos a la situación actual en Brasil, actitud que no extraña, pues conocemos la sutil indulgencia, con que son tratados los gobiernos de izquierda en el concierto internacional; para este observador, no debería ser así, una vez más la historia asesta una lección recurrente.

¿Qué sucede con los modelos tradicionales de crecimiento, conducidos por la izquierda latinoamericana específicamente?

El Gigante Sudamericano perteneciente al BRICS, una asociación de potencias emergentes, integrada además por Rusia, India, China y Sudáfrica, no ha escapado de la puntual zozobra, de nada le han valido, sus incalculables potencialidades tanto en recursos naturales, que enrojecerían de envidia, a cualquier nación; población calificada y competitiva, un clima benigno que ha favorecido para hacer del país un granero mundial y un destino turístico de primer rango; para burlar la infalible consecuencia de la cual han probado numerosos gobiernos de otros puntos del orbe.

Me refiero a la inflación desesperante y destructiva que sufre la población, fortalecida por la corrupción permanente, de la cual el gobernante partido de los Trabajadores exhibe un expediente sin igual.

Nadie debe olvidar, especialmente los gobiernos europeos, la arrogancia con que la señora Rouseff, arengaba durante su gira europea del pasado año, a desechar la muy probada ortodoxia que aplicaron en común las autoridades de la Unión Europea, la mandataria brasileña, no perdía oportunidad para incitar al gasto a gran escala, condenaba la disciplina monetaria estricta que adoptaron en la Eurozona.

La ley causa-efecto ha dado un veredicto demoledor, los gastos faraónicos movidos por apegos políticos, los esquemas tributarios que ven al empresario como contribuyente, sino alguien a quien expoliar, las cifras antojadizas o de autocomplacencia, hundirán la economía más boyante a un marasmo aniquilante.

VIDEOS