jueves, 18 de julio de 2013

El Gran Teatro Payret


Por Mario Hechavarria Driggs/ Hablemos Press.

La Habana, 18 de Julio.- El Gran Teatro Payret, ubicado en la  esquina de Prado y San José en La Habana Vieja, se encuentra en  malas condiciones producto del maltrato de los visitantes y el  desinterés del gobierno en  reparar  esta joya de la cultura nacional.

Considerado en su momento uno de los más bellos y mejores teatros de América, hoy el Payret parece el  reflejo de nuestra sociedad.

El  techo tiene tantas filtraciones  que cuando llueve el agua entra por todos lados. De las mil ochocientas butacas, más de la mitad están destruidas, los servicios sanitarios tupidos y con salideros. El equipo de aire acondicionado está roto. Desde el año 1994 la sala se ventila abriendo las puertas laterales.

Construido en el año 1877 por voluntad  del catalán Joaquín Payret, rico empresario de la Cuba colonial, pasó de mano en mano hasta convertirse en  sede de la vida política y cultural de la nación cubana.

Los sótanos del teatro Payret sirvieron de refugio para revolucionarios y arsenal de armas en la lucha contra la dictadura del General  Gerardo Machado.

En el año 1925 quedó constituida en esta sala la Federación Médica de Cuba, allí ofrecieron conferencias y discursos importantes figuras de la política y la cultura; Fernando Ortiz, Enrique José Varona y Rafael Montoto.

Artistas de fama internacional actuaron en esta sala: Libertad Lamarque, Pedro Vargas, Rita Montaner, Luisa Martínez Casado, Rosita Fornes y la Compañía de Ballet Ruso de la gran bailarina Anna Pavlova, entre otros.

En este cine hay obras de la famosa artista cubana Rita Longa como las nueve Musas de las Artes Grecoromanas y la escultura “La Ilusión”, basado en un sueño de la escultora.

En el año 1959 la capital tenía alrededor de un millón de habitantes y contaba con 134 salas de cine, en la actualidad tiene una población de dos millones y solamente quedan en funcionamiento 9 cines, la mayoría en condiciones semejantes al Payret.

VIDEOS