miércoles, 17 de julio de 2013

Cuentapropistas entregan licencias en la ciudad de La Habana

Por Mario Hechavarria Driggs/ Hablemos Press.

La Habana, 17 de Julio.- Los elevados impuestos, el  acoso de la policía y de los Inspectores del Poder Popular, han provocado que centenares de ciudadanos de la capital entreguen  las licencias que los autorizaban a trabajar por cuenta propia.

Algunos prefieren trabajar de forma ilegal  para evitar  el excesivo control del Estado.

El gobierno  ha diseñado un reglamento que algunos llaman “camisa de fuerza”, en el que  se obliga  al cuentapropista  a  pagar las Milicias de Tropas Territoriales (MTT), el Sindicato y los días de la defensa, con bonos de 15 pesos mensuales. De no hacerlo el propietario será puesto en  lista negra, sufriendo las continuas visitas y multas de  los funcionarios del Poder Popular.

Muchos negocios de venta de ropa y restaurantes en moneda convertible han cerrado por la falta de clientela;  solamente los que venden productos del  agromercado,  y  las pequeñas cafeterías pueden darse el lujo de vender. Los  barberos están  pelando  en las casas para evitar el pago de impuestos.

Los Inspectores del Poder Popular buscan ganancias a base de  chantajes y sobornos, y no pagan el servicio en ningún negocio particular.  Las excesivas multas que imponen han provocado graves  disturbios en los que ha tenido que intervenir  la policía, siempre apoyando al funcionario del Estado.

VIDEOS