jueves, 4 de julio de 2013

Bebidas alcohólicas con sustancias nocivas

Por Jaime Leygonier/ Hablemos Press.

La Habana, 4 de Julio.- Existen gran cantidad de destilerías clandestinas de aguardiente y ron que mediante la bolsa negra abastecen a la población a precios más asequibles que los del Estado y hasta falsifican marcas o  adulteran el licor que comercios estatales venden embotellado o a granel. Significan un peligro.

Según informa un químico los productores clandestinos emplean tanques y serpentines caseros que en el proceso de destilación contaminan el licor con productos químicos y metales pesados.

Tanques y serpentines con desechos químicos o de metales inadecuados, encontrados en un almacén o un basurero y adaptados ingeniosamente para esa producción la convierten en un peligro para la salud de los consumidores.

Peligro que existe en la variada red  de manufacturas y pequeñas fábricas clandestinas de alimentos que escapan a la supervisión de las autoridades, pero que no es ajeno a las empresas estatales, interesadas en aumentar sus ventas adulterando los productos para robarle al Estado la diferencia.

En los años 80 el ron Coronilla era la marca estatal más barata y su mala calidad empeoraba cuando por órdenes de sobre cumplir el plan de producción omitían procesos de purificación, en perjuicio de la salud de los consumidores.

La malversación generalizada, la escasez y la ausencia de competencia entre marcas estimulan la adulteración de productos de fabricación estatal para producir una mayor cantidad que no declaran al Estado y venden.

Por ejemplo, bolsas de puré de tomate que vende en los agro-mercados el Ejército Juvenil del Trabajo (perteneciente al Ejército) están haciendo mal al estomago a los consumidores, que estiman se debe a adulteración con cáscaras molidas de fruta bomba (papaya).

No basta la  precaución de no comprar licores en la bolsa negra, pues los talleres clandestinos falsifican las marcas con botellas y etiquetas nuevas robadas, los productores de cerveza y refrescos con latas selladas, y lo venden a administradores de tiendas dolarizadas y  restaurantes.*

*Para mayor información sobre la elaboración y venta casera de licores consulte a Roberto de Jesús Guerra en el 53 7 879 93 31.

VIDEOS