lunes, 29 de julio de 2013

Acoso al cubano


Por José  Ignacio Martínez Smith/ Hablemos Press.   

La Habana.- Hacer amistad con un extranjero, puede constituir un delito para los ciudadanos cubanos, más aún, luego del discurso pronunciado por el General  Raúl Castro, en la clausura de la última sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

En el cual Castro, reconoció la pérdida de valores en la sociedad cubana, anunciando un recrudecimiento de las medidas, contra las indisciplinas sociales, entre las que incluyó, el llamado asedio al turismo.

Yuniel Correa, un joven del municipio Habana Vieja, comentó que “los policías no te pueden ver hablando con un turista, pues enseguida te van arriba y esto casi siempre significa ir a parar a la Unidad de la Policía”.

Estas detenciones pueden representar varias horas en una Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), aunque también puede conllevar a una multa de 30 pesos moneda nacional o una carta de advertencia.

Según Correa “esta carta de advertencia puede significar que te pueden abrir un expediente por Peligrosidad y sancionarte a cuatro años de cárcel, sin haber cometido ningún delito” porque las autoridades estimen que en un futuro puedas cometerlo.

La Peligrosidad Social Pre Delictiva es una figura delictiva contemplada en el Código Penal, por la cual ante la sola presunción de que una persona pueda cometer un delito, ha llevado a prisión a miles de cubanos.

Sin embargo, a pesar de la fuerte presencia policial en las calles, no es extraño ver que frente a agentes de la PNR, jóvenes se prostituyan con extranjeros, ofrezcan comprar tabacos, o ir a comer a paladares.

Damarys Fuentes, una joven jinetera, contó que “por la noche puedes ver como los policías se hacen la vista gorda, ante las muchachas que los sobornan y les permiten andar libremente con los turistas, sin embargo retienen a muchas personas que no están en nada”.

No es de extrañar ver cuando uno transita por las calles de la ciudad como agentes de la PNR abordan continuamente a jóvenes, en su mayoría de la raza negra, a quienes retienen sin motivo alguno.

A pesar de que aparentemente, el gobierno cubano lleva a cabo reformas que dan más libertades al pueblo, el discurso del General deja bien claro que la represión será la respuesta ante las indisciplinas sociales. Lo triste es que otra vez el pueblo pagará por las ineficiencias del régimen.

VIDEOS