miércoles, 12 de junio de 2013

Más de 300 familias damnificadas por las lluvias en el municipio Habana Vieja

Por Mario Hechavarria Driggs/ Hablemos Press.


La Habana, 12 de Junio.- Los intensos aguaceros que azotaron el occidente del país la semana pasada provocaron el desplome de cinco ciudadelas (solares) en el municipio Habana Vieja, de esta capital, provocándoles daños a las viviendas de más de 300 familias.

También las lluvias causaron daños al servicio eléctrico en la mayor parte de la municipalidad. 

La Defensa Civil informó que no hubo víctimas mortales pero confirmó que cerca de trescientas familias fueron damnificadas.

Las  lluvias fueron provocadas por la Tormenta Tropical Andrea que azotó la península de la Florida, informó el Instituto de Meteorología en su parte diario por el Noticiero de Televisión.

En los solares destruidos, la policía realiza turnos de guardia  para evitar la entrada de intrusos y el robo de objetos. Algunos damnificados quieren arreglar por su cuenta lo que quedó de sus casas. Los bomberos han advertido que es muy peligroso meterse en esos lugares.

Las familias damnificadas no han querido mudarse para los  albergues  del  gobierno, consideran que es enterrarse en vida.  Tienen mucho hacinamiento y  pésimas  condiciones sanitarias. Se conoce  de personas que llevan veinte años viviendo en albergues. El gobierno les prometió reconstruir sus viviendas, pero hasta la fecha no ha habido solución.

En la provincia Pinar del Río las lluvias causaron grandes inundaciones. Poblados enteros quedaron bajo agua, y se reportan  miles de damnificados.
Las lluvias también causaron severos daños a la Agricultura; principalmente  en las casas de tabaco.

Iglesias católicas de la región están ofreciendo  ayuda  a los damnificados.
La Iglesia de la Inmaculada Concepción, Caritas de Cuba  ayuda con alimentos, ropas y colchones, dijo uno de los ayudantes del párroco.

Expertos pronostican que esta  temporada ciclónica  será una de las más activas de los últimos años.

VIDEOS