miércoles, 19 de junio de 2013

Epidemia de paludismo en el centro de Cuba

Por Jaime Leygonier/ Hablemos Press.

La Habana,  19 de Junio.- Una epidemia de paludismo (malaria) se desató desde el mes de Mayo en la provincia de Sancti Spiritus, zona central de la isla, informan vecinos del pueblo de Guayo, de donde refieren unos 30 casos y que las autoridades toman medidas sanitarias extraordinarias.

No hay declaración oficial sobre esta epidemia de una enfermedad erradicada de  Cuba desde fines del siglo XIX y de la que la prensa independiente informó diversos casos en años recientes.

Los casos detectados antes de la actual epidemia correspondieron a cubanos que trabajaron en países donde el paludismo es endémico, o a extranjeros; las autoridades observaron secreto sobre los hechos y aislaron a estos enfermos impidiendo, aparentemente, que extendieran el contagio.

La epidemia actual en Sancti Spiritus transcurre bajo el usual secreto oficial, excusándose  verbalmente las autoridades con los familiares de los pacientes diciéndoles que no pueden establecer aún si es paludismo o no porque demora días el análisis en el Instituto Pedro Kourí, en La Habana.

Las autoridades  detectaron en la Provincia la presencia del mosquito Anopheles, agente transmisor de la enfermedad y emprenden en los pueblos tareas de fumigación, desbroce de malezas, recogida de basuras y tratamiento de aguas estancadas.

En esta época del año comienza la temporada de calor y  lluvias favorable a la cría de mosquitos y al brote de ésta y otras enfermedades; entre ellas las gastro-intestinales por contaminación de las aguas.

Y la más preocupante: El cólera, que el Ministerio de Salud Pública declaró erradicado el año pasado y desde entonces se extiende por todo el País, ocasiona muertes y se hace endémico.

En el pueblo de Guayo, del municipio Cabaiguán, refieren unos 30 casos de paludismo, de los cuales unos fueron remitidos a La Habana, al Instituto Pedro Kourí de Medicina Tropical y otros permanecen en observación en sus domicilios.

Los síntomas más comunes son fiebre, escalofríos con sudoración, dolores musculares y de cabeza; en ciertos casos nauseas, vómitos, tos, defecaciones con sangre,  insuficiencia renal y hepática. Accesos de fiebre cíclicos cada dos o tres días.

Personas provenientes de áreas geográficas donde la enfermedad es endémica, y que fueron infectados, aparentan estar sanas porque desarrollan inmunidad, pero son portadores del parásito, y si la hembra del mosquito Anopheles los pica, luego con sus picadas contagia la enfermedad a otras personas.

Fuentes médicas suponen que ese es el mecanismo de importación del paludismo y del cólera a Cuba, por el tráfico de contingentes humanos -estudiantes extranjeros (y hasta guerrilleros)- desde áreas donde el paludismo es endémico.

Aunque tampoco descartan la introducción de enfermedades por los contingentes cubanos que trabajan en esos países y por vectores como mosquitos o ratones llegados a la Isla en transportes y contenedores.

El paludismo o malaria la producen parásitos del género plasmodium, es la primera en importancia entre las enfermedades debilitantes, calculan que provoca anualmente en el mundo más de 210 millones de casos con 2  o' 3 millones de muertes, hay una vacuna colombiana.

No existía en Cuba desde fines del siglo XIX, al igual que el cólera, y ahora el Ministerio de Salud Publica debe lidiar con las dos peligrosas epidemias "secretas" con doctores sin experiencia en tales enfermedades y escasez de personal médico, por alquilarlo al extranjero en grandes contingentes.

VIDEOS