domingo, 2 de junio de 2013

Empresario natural

Por Moisés Leonardo Rodríguez/ Corriente Martiana. Artemisa, 2 de Junio.- Lo conocí cuando me dedicaba a tirar fotos en fiestas familiares a mediados de la década de los ochenta. Él me hacia el revelado y la impresión en su casa de la calle H entre 25 y final en el Vedado Habanero. Su nombre era Sergio, nunca supe su apellido porque todos le conocíamos por El Flaco. Me contó reiteradamente, siempre con orgullo, que logró instalar un estudio y laboratorio fotográfico en la calla San Lázaro antes de 1959. Él puso la inversión inicial para una cooperativa aunque nunca utilizó ese término. De lo producido se sacaban los costos y de la ganancia él solo tomaba un 10 %. El resto era repartido entre todos los trabajadores en las proporciones que ellos decidían. El negocio fue tan rentable que le permitió gozar de la vida - sus ropas eran elegantes según la moda vigente, gustaba comer en restaurantes y casi siempre acompañado de la compañera sentimental de turno, consumía bebidas de calidad casi a diario sin llegar nunca a borracheras, sus casas contaron siempre con buenas muebles equipos electrodomésticos y confort – y además abrir un nuevo estudio en Miramar. Muerto de risa siempre, como el que cometió una travesura, me contaba que perdió el segundo estudio porque espanto a los clientes por colocar en la vitrina una ampliación de una negra hermosa que era criada de una de las familias que residían en dicho reparto exclusivo, antes de los burgueses y ahora de los incondicionales y extranjeros. Después del 59 se quedó en Cuba a pesar de la confiscación de la cooperativa. Siguió ejerciendo como fotógrafo. En los tiempos que le conocí era fotógrafo oficial del palacio de los matrimonios del reparto y además hacia laboratorio para varios fotógrafos en un closet de su apartamento adaptado a tal fin. Como El Flaco, miles de cubanos poseen aptitudes para crear valores a partir de sus habilidades, conocimientos y esfuerzo personal. No fue de los burgueses que resultan “lobo del hombre”, al decir del marxismo, sino un empresario que tenía en cuenta la naturaleza humana para lograr ganancias sin explotar a nadie, más bien incentivando a sus trabajadores. Un empresario natural. corrientemartiana2004@gmail.com

VIDEOS