jueves, 13 de junio de 2013

¿Donde está ahora, el futuro presidente de Cuba?

Por Nilo Julián González Preval.

La Habana, 13 de Junio.- Ya sabemos que los cantantes son de la loma, en las cuales también había cimarrones y guajiros, mambises y españoles, ralladitos y algún que otro traidor.

Ya sabemos dónde están Fidel Castro, su hermano y el nuevo delfín Diaz-Canel. Sabemos también donde están el resto de los comandantes de la revolución, los otros dirigentes históricos y la nueva casta de militares, políticos de escuela y gerentes que pujaran por tratar de sostener el permanente estado de crisis social y económica en el cual se encuentra Cuba ahora mismo y del cual ellos, son los únicos beneficiarios.

Ya sabemos dónde está la familia cubana. Dividida y vencida. Fuera y dentro de esta isla. Cansada. Agotada de salir a luchar el pan de cada día y esperando un milagro biológico o celestial. Esperando una llamada de la familia desde el norte o un telegrama de la Western Unión. Pero esperando.

Ya sabemos dónde están los activistas de la sociedad civil cubana. En Miami, Madrid o Bruselas. Recibiendo premios, contribuciones tecnológicas y monetarias. Ya sabemos lo que todos en su mayoría piden desde el eco social cubano. Libertad de expresión. Libertad de asociación. Libertades económicas. Libertades y libertades y más libertades, pero yo, siempre tengo dudas y a veces pienso.

Me pregunto, si entre Antonio Rodiles y Yoanni Sánchez, pasando por Las Damas de Blanco nadie es político. Nadie pertenece a una plataforma política, ni aun partido especifico y todos pertenecemos a la sociedad civil, entonces Diaz-Canel va a ser nuestro próximo presidente, o no.

Ese señor al cual conozco solo por su escueta biografía publicada en las redes sociales del mundo-en Cuba aún no hay redes sociales-es el único que está haciendo una campaña política, que estemos de acuerdo con el o no, cumple con algunos requisitos esenciales.

Sale en los medios de difusión masiva del país diciendo algunas verdades, verdades a medias, medias mentiras y mentiras completas, como para darle múltiples opciones al que detenga a escuchar el discurso sin fin de las reformas económicas o migratorias en la isla. 

Tiene un partido político, un consejo de ministros y una Asamblea Nacional que como ha ocurrido en los últimos treinta años de apoyo unánime a todas las leyes, reformas constitucionales, proyectos sociales o educativos, campañas militares, también lo apoya como posible sustituto y representa auno o dos millones de ciudadanos cubanos más o menos que aún creen en que Cuba será una potencia medica mundial y que tendremos una economía fuerte y llena de productos para exportar.

Dominara y tendrá bajo su mando el ejército del cual será su comandante en jefe y el cual le deberá obediencia según mandan las leyes de la nación.  Tendrá poderes de mando sobre la Policía Nacional y el resto de las fuerzas paramilitares de la nación y por ultimo tendrá acceso a las arcas del estado, al Banco Central, es decir será el millonario más poderoso de Cuba, entonces quien podrá evitar que él sea nuestro próximo presidente.

Alguien debe de estar pensando lo que yo pienso o algo parecido. ¿Dónde está ahora, el futuro presidente de Cuba? Alguien en este país debe de estar preocupándose ahora mismo de este asunto.¿Podemos tener y vivir en un país sin presidente? Si hemos vivido en una dictadura, durante 54 años, también pudiéramos vivir en un país sin presidente. El pueblo de Cuba ha demostrado tener características muy especiales a la hora de luchar por defender sus derechos

El presidente de un país es la persona que da la cara y le habla a la nación. Es la persona que dice las verdades o las mentiras pero es quien encarna o debe encarnar el poder social o civil. El presidente de un país debe ser la persona que trace de manera publica el camino a seguir por la nación de seres humanos que componen la sociedad de un país.

En Cuba es evidente que esa persona debe ser un economista de entre 45 y 50 años. Más que deber, tiene que ser un economista. No imagino a un físico o un biólogo encargado de coordinar los esfuerzos para poder resolver los graves problemas de una agricultura en crisis con un campesinado desencantado de planes que nunca trajeron prosperidad. Una industria pesada inexistente que no produce trenes, ni ómnibus, ni aviones, ni barcos, ni acero. Con una industria ligera incapaz en los últimos treinta años de crear una Empresa Nacional de Fósforos, con fósforos que no se te queden pegados en las yemas de los dedos. Buen mozo. 

De piel quemada por el sol y con esposa e hijos visibles y públicos.Capaz de nadar y de jugar a la pelota. Debe tener sentido común y saber escuchar cuando otros le hablan-escuchar es quizás el don más preciado que debe tener un presidente-escuchar lo que se le dice directamente. 

Escuchar también los rumores y los gritos, aunque no sean con él. Saber escuchar significa que también cumple con esa norma fundamental de la comunicación humana que es dejar hablar a los demás. Un presidente debe saber, sentarse en la esquina del barrio. 

Debe tener su santo, su seña y su mano de Orula. Un presidente debe ser humano. Un presidente debe ser sincero y un político sincero es algo inexplicable. Existen y han existido, pero nunca llegan al poder y cuando llegan son derrocados, muerto o se transforman de forma tal que uno termina preguntando. ¿Dónde estás ahora el presidente del país?

*Artista de la Plástica, Poeta, Promotor cultural. Integrante fundador del grupo OMNI Zona Franca.

VIDEOS