viernes, 3 de mayo de 2013

Vino el pollo el 1ro de Mayo



Por Frank Abel García/ Hablemos Press.

La Habana, 3 de Mayo.- Los habaneros esperaron el 1ro de Mayo haciendo largas colas para comprar el pollo que se distribuye a la población, por el valor de 0, 70 centavos la libra, a través de la libreta de racionamiento como parte de la canasta básica.

“Cada vez que se acerca una fecha festiva, llega el pollo. Entonces empieza el problema; pues, como en los días feriados los mercados cierran, la gente se desespera por la comida”, dijo Dionisio Luna Martínez, un  consumidor del mercado 1118 en el reparto Alamar, municipio Habana del Este.

La canasta básica que se le vende a la población “a precio subsidiado”, incluye 7 libras de arroz; 3 libras de azúcar refinada y una sin refinar; media libra de aceite, una  de frijoles, 10 huevos, 1 libra de pollo, y en lugar de pescado, hace varios años se dan 11 onzas de pollo adicional por consumidor.

“Ellos aprovechan en mandar el pollo cada fecha de estas, tratando de alegrar al pueblo”, comentó Martínez y agregó, “es insoportable hacer esta cola por un pedazo de pollo ¡Como si con eso comiéramos todo un mes! Pero bueno… la gente protesta hoy y mañana van para la Plaza”.

“Esto apenas alcanza para dos comidas; pero es la única manera de comer pollo legalmente, de lo contrario, hay que comprarlo en las Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD) y allí los precios son muy elevados”, manifestó Dayana Torres, otra de las encuestadas.

En las TRD, el kilogramo de muslos de pollo,  tiene un precio de 2.30 cuc (pesos convertibles) -unos 60 pesos Moneda Nacional (MN).

Las instituciones que rigen la entrega de la canasta básica, dan tres días hábiles, para que los consumidores compren este producto, debido a eso, son las largas colas.

Carniceros abalados como contrabandistas

Varias de las personas consultadas coincidieron que los carniceros venden a modo de contrabando la libra de pollo a 25 pesos MN.

 “Los carniceros son unos bandidos, siempre te roban algunas onzas o quieren engañarte con que se venció el pollo para luego venderte la  cantidad que quieras, a 25 pesos MN la libra”, señaló Olga Sánchez, de unos 60 años de edad.

La adquisición de productos de manera ilegal, es una práctica habitual para las familias cubanas, pues los productos de la canasta básica son insuficientes para vivir durante un mes, por lo que se ven obligadas a acudir al mercado de bolsa negra.

VIDEOS