jueves, 16 de mayo de 2013

Un Socialismo próspero y sustentable

Por  Mario Hechavarria Driggs /Hablemos Press.

La Habana, 15 de Mayo.- En la tarde del  lunes,  inquilinos del  Hotel Venus, ubicado en la calle Zulueta en el  municipio capitalino Habana Vieja, protagonizaron una riña tumultuaria, que dejó un saldo de varios heridos y lesionados.

El origen de la riña se debió a la escases de agua, la falta de electricidad y el hacinamiento en el lugar. La bronca involucró a decenas de personas  que utilizaron artefactos contundentes para agredirse mutuamente.

Tres hombres heridos, una muchacha con el rostro cortado y varias mujeres golpeadas, fue el resultado de la batalla campal. La policía tuvo que realizar varios disparos al aire para dispersar a la enardecida multitud.

Las víctimas fueron llevadas para el Hospital Calixto García; una de ellas está reportada de muy grave. En la reyerta hubo policías agredidos, y una multitud expectante formando un típico espectáculo cubano de estos tiempos.

La voz popular, dice que un agresor llamado ¨el Negrón¨, fue capturado cuando intentaba salir de la capital por la Terminal de Trenes. La policía le ocupó un arma blanca y dos billeteras con dinero. Varios de los implicados se encuentran prófugos.

El Hotel Venus, popularmente llamado  ¨la ladilla¨, es un albergue que   recoge a  decenas de familias cuyos hogares fueron destruidos por derrumbes, ciclones u otras calamidades capaces de terminar con una antigua construcción en la capital cubana.

Este lugar tiene cuatro pisos de altura, y los que llevan tiempo en el recinto  rechazan  a los que llegan nuevos. Todos están  molestos ante la cruda realidad que les tocó vivir después de perder sus viviendas originales, y tener que aceptar un albergue sin las condiciones elementales. El estado, no cuenta con planes constructivos capaces de ofrecerles un nuevo hogar para el futuro.

Las peleas pueden originarse por cualquier detalle, desde un turno para acopiar agua, usar el servicio sanitario (uno por piso), bañarse  o simplemente tender la ropa lavada en el patio sin contar con otro vecino que desee hacer lo mismo.

Lo curioso es que los  albergados del Venus  se preparaban para leer esa noche,  el documento ¨Un socialismo próspero y sustentable¨ que se discute en todos los comité de defensa de la revolución (CDR) en el país. Este documento traza la línea económica del gobierno para los próximos años, y hay que leerlo de forma obligada.

Cuesta trabajo creer que ¨Un Socialismo Próspero y Sustentable¨ sea una realidad, cuando muchas proclamas anteriores quedaron en el aire, al igual que la promesa de un nuevo hogar para los albergados, que a partir de ahora tendrán en la puerta del Venus  una guardia operativa de la policía.

VIDEOS