viernes, 3 de mayo de 2013

El principal beneficiario

Por Gilberto Figueredo/ Hablemos Press

La Habana, 2 de Mayo.- Aunque el régimen responda con represión, el principal beneficiario del trabajo de los periodistas independientes y de los medios de difusión nacionales es el propio Gobierno del General Raúl Castro.

Lo que ocurre, es que las leyes dirigidas a quebrantar la prensa independiente, y mantener a raya a los periodistas y profesionales de los medios de difusión nacionales, se convierten en el principal instrumento protector de la dirigencia estatal comprometida con el poder e involucrada con la delincuencia personal y organizada nacional.

Las acciones y omisiones represivas, promovidas contra el periodista independiente Calixto Ramón Martínez Arias, de la agencia de prensa alternativa Hablemos Press, y el ex diplomático y académico Esteban Morales, son dos ejemplos elocuentes.

Calixto Ramón Martínez Arias, fue el primer periodista independiente cubano que informó sobre un brote de Cólera en Cuba, el 20 de junio de 2012. Después del reporte, las autoridades gubernamentales se vieron obligadas a informar a los ciudadanos y a tomar extremas medidas de seguridad para evitar la propagación masiva de la epidemia.  

Sin embargo, tres meses después de la difusión del reporte, el 16 de septiembre, Martínez Arias fue detenido y golpeado por la policía (según informes de la prensa alternativa) cuando indagaba sobre un cargamento de medicamentos -suministrado a Cuba por la Organización Mundial de la Salud (OMS)- que se deterioró en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana.

Gracias a una intensa ola de protestas protagonizada por la oposición política cubana, con el respaldo de instituciones internacionales, el 10 de abril de 2013 Calixto Ramón fue liberado, sin ninguna explicación o cargos en su contra, después de cumplir más de seis meses de prisión sin haber sido sancionado.

Pero el caso del académico Esteban Morales es diferente. Morales no es disidente, ni opositor, ni periodista independiente. Morales, es un militante comunista por convicción. Su delito, fue el de repetir lo mismo que aseguró su comandante en jefe en el año 2005, y lo mismo que repite -de vez en cuando- el presidente administrador. “El peor enemigo de la Revolución Cubana es la corrupción”.

Lo que sucede, es que el “Copyright” de esta afirmación la tienen los Hermanos Fidel y Raúl Castro, y al Doctor Esteban Morales quisieron cobrarle muy caro los Derechos de Autor.

El doctor Esteban Morales, fue expulsado del Partido Comunista en el año 2010 y más tarde restituido, luego de numerosas protestas protagonizadas por militantes comunistas, que rechazaron y se resistieron a las medidas tomadas contra el académico e investigador, queexigió en un artículo aclarar el caso del General de Brigada Rogelio Acevedo, ex Presidente de la Compañía Cubana de Aviación, implicado en un explosivo caso de corrupción, según informes de la prensa independiente.

De acuerdo con The Associated Press, en un artículo titulado El misterio de la Santísima Trinidad, Morales afirmó que la medida disciplinaria que se le impuso "transmite un mensaje a la intelectualidad revolucionaria, a la masa partidaria y a la izquierda en general, que resulta preferible quedarse callado, practicando el oportunismo y haciéndole el juego a lo mal hecho".

Si el gobierno del presidente Raúl Castro, no ataja a tiempo las medidas y acciones represivas contra los periodistas alternativos, y no elimina el dañino liderazgo y la censura que ejerce sobre la prensa nacional el Departamento Ideológico del Comité Central del Partido Comunista, hasta los propios comunistas tendrán que buscar soluciones alternativas sin apoyo gubernamental, para desmantelar la corrupción y frenar el solapado progreso del naciente crimen organizado nacional.

VIDEOS