viernes, 3 de mayo de 2013

Dios te bendiga, Ángel de Paz

Por Ernesto Aquino/ Hablemos Press.

La Habana, 3 de Mayo.- Enrique Lozada Aguedo es un gigante de 17 años, que en medio de su adolescencia se calzó el corazón de hombre, y está desafiando a los demonios.

El joven-niño, se sumó a la huelga de hambre masiva convocada por la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) -y a la que se han incorporado alrededor de 60 opositores de diferentes organizaciones comprometidas con la defensa de los Derechos Humanos- para exigir a la tiranía la libertad de Luis Enrique Lozada Igarza (padre de Lozada Aguedo), quien lleva 23 días en huelga de hambre en protesta por su injusto y arbitrario encierro.

La Patria está de parto y de bautismo; pariendo Ángeles de Fuego y Apóstoles de la Libertad, que van sembrando de luces la noche cobarde de los traidores, para quebrar su furia miserable.

Enrique Lozada Aguedo, lleva 18 días en huelga de hambre. Su cuerpo de casi-niño se quiebra y se deshace. De tanto amar la vida, se va a morir el hombrecito; como un pequeño Cristo, abrazado al dolor donde los asesinos tienen crucificado a su padre.

Dios te bendiga, Ángel de Paz; Poderoso Guerrero. Corazón de justicia castigada, donde la libertad se hará latido. Tú, no serás una lágrima más en el alma de Cuba.

Tu eres un grito incansable de rebeldía, que se entró en el combate de los que aman y fundan, empuñando la Estrella de los que no se humillan y la Rosa Blanca de los que saben morir sin una queja.

VIDEOS