jueves, 9 de mayo de 2013

Corresponsal de Hablemos Press víctima de amenazas y provocaciones

Por  Magaly Norvis Otero Suarez/ Hablemos Press.

Camagüey, 9 de mayo.- El preso opositor y corresponsal de la agencia de prensa independiente Hablemos Press, Jorge Alberto Liriano Linares, fue víctima de amenazas y provocaciones, el siete de mayo, por los militares del Control Interno en la prisión Kilo 8, de la provincia Camagüey.

Liriano, que ha sido víctima de reiteradas amenazas, provocaciones y golpizas por su labor periodística desde los centros penitenciarios por los que ha pasado durante más de una década de cautiverio, denunció vía telefónica:

“En horas de la mañana del 7 de mayo, fui víctima de una nueva provocación por parte de la fuerza represiva  del Control  Interno de la prisión Kilo 8, donde me encuentro confinado desde el pasado 12 de abril, en represalia a mi actividad  contestataria.

La maniobra provocativa fue una acción en el interior de mi celda, donde un grupo de funcionarios comandado por el sud oficial conocido por Otis, quien se desempeña como jefe de pelotón, interrumpió mi sueño para realizar una requisa en mis pertenencias, utilizando sus tradicionales métodos de violencia y menoscabo a la dignidad. Acción, en la que resulté maltratado y humillado verbalmente, y seriamente amenazado con golpearme y asesinarme.

Desde mi arribo a esta prisión de máxima severidad, el hostigamiento y el acoso represivo de los militares no ha cesado, pese a mi comportamiento pacífico.

Definitivamente, es unas de las tantas maniobras de doble rasero.  Detrás de todo esto se encuentra la garra de la contrainteligencia cubana, que no concibe el desafío de la libertad de prensa, la libertad de expresión y la libertad de pensamiento, que ostento con orgullo.

Después de tantos años de encierro y de violaciones a mis derechos humanos, está claro que no han podido doblegarme y mucho menos arrebatarme la dignidad, la moral y ser ejemplo de resistencia.

Hasta mi último aliento continuaré  defendiendo los derechos de los oprimidos. Continuaré  defendiendo los derechos  de los seres humanos. Y que sepan los que pretenden golpearme y asesinarme, que la dignidad no es solo una  palabra, más bien es el derecho de seguir considerándose un hombre.

No se trata solo de mí, se trata de  los miles  de cubanos encarcelados, torturados y reprimidos; de las tantas denuncias que he publicado y que seguiré publicando.

 Esa verdad de crímenes y violaciones al derecho humanitario internacional dentro de las cárceles, que como ríos de agua viva siguen abriéndose  paso a través de la prensa independiente.

Sepan y tengan bien claro, que no le temo a la muerte. Durante todos estos años me he jugado la vida por un sueño ideal, y  hasta mi último aliento continuaré luchando por el respeto  y en defensa de los derechos del pueblo que me vio nacer.

No se puede encubrir la verdad, mucho menos encarcelando,  golpeando,  y asesinando periodista”. 

 Firmado Jorge Alberto Liriano Linares.  

VIDEOS