lunes, 6 de mayo de 2013

Banco Nacional de Cuba y Vivienda Municipal estafan a un litigante

Por Calixto Ramón Martínez Arias/ Hablemos Press.

La Habana, 6 de Mayo.- La sucursal del Banco Nacional de Cuba del municipio La Lisa en La Habana, aprovecha el litigio por una vivienda, entre Sergio Alejandro Wong García y Carmen Delia Valdés Gallussi, para timar a uno de los dos que perderá el derecho al inmueble. 

Wong García, que reside en la vivienda en litigio en avenida 73 número 21828, La Lisa, comenzó a pagar la vivienda en su totalidad en enero del 2010 y el 25 de abril de este año, supo que Carmen Delia también tenía un contrato de compraventa emitido por la misma sucursal, en agosto del 2011.

Según constató Wong, los dos contratos son iguales y aparecen firmados por Carlos Manuel Torres Almaguer, director de la sucursal bancaria 315, en Avenida 51 número 21201, entre 218 y 214,  municipio La Lisa.

“Desde enero del año 2010 hasta la fecha, he pagado la vivienda y he  invertido en reparación, mantenimiento y decoración”,  dijo el hombre, que ya le dieron orden de abandonar el domicilio.

La querella por el inmueble comenzó a  finales del año 2007 cuando falleció el padre de Wong.

El 23 de noviembre de 2009, la Dirección Municipal de la Vivienda dictó la resolución 1320 donde  declara como propietario del domicilio a Wong García  y el 20 de marzo del 2011, la misma entidad emite una nueva resolución derogando el derecho del propietario y  reconociendo como tal, a la contraparte.

Según el hombre, Vivienda se apoyó para esta resolución en un testamento que el fallecido había dejado favoreciendo a la contraparte y que había sido formulado tres días antes del deceso.

“Yo hice un recurso de casación ante el Tribunal porque, según dos certificados médicos que tengo en mi haber, mi papá no estaba en plenitud de facultades mentales cuando se emitió el testamento, y esa señora no tenía ningún vínculo familiar ni de otro índole con mi papá. Pero el Tribunal falló en mí contra”, indicó Wong.   

Corrupción a todos los niveles

Carmen Delia fue trabajadora del Tribunal Popular Provincial de La Habana donde se hizo el juicio y Gong asegura que  debido a esto, fue el resultado del fallo.

“El juicio se desarrolló en un ambiente de total amiguismo y yo estoy seguro de que hubo mucho dinero de por medio”, estimó el perjudicado.

Del mismo modo estima que la Dirección Municipal de la Vivienda se ha prestado para actos de corrupción.

“Un amigo mío que trabajaba en Vivienda me dijo que me moviera con mi caso, que Carmen le había pagado a Roberto Carlos, segundo jefe de esa entidad, quien tenía mi expediente engavetado para que este no apareciera”, destacó.

Wong testifica, que esto se pudo comprobar en una contraloría que se hizo  en Vivienda, lo cual dio posibilidad a que se dictara la primera resolución que le favoreció.

Ha puesto quejas ante el Comité Central del Partido Comunista de Cuba, sin obtener respuesta y al Departamento de Atención a la Ciudadanía.

“También hice una carta dirigida específicamente al viceministro Ramón Machado  Ventura. Escribí al Poder Popular Nacional, a fiscalía, al Tribunal Supremo y a la Dirección Provincial de la Vivienda, pero han hecho caso omiso, ya no tengo donde quejarme”, señaló.

Wong afirma que llegó a ese domicilio en 1995 para acompañar a su padre que era el esposo de la propietaria, quien había abandonado el país y desde entonces le ha tocado pagar el inmueble.

Más de 50 vecinos  confirmaron que  Carmen Delia nunca ha vivido en esa casa y que solo hizo acto de presencia cuidando al difunto en su etapa final.
Nosotros contratamos a la señora por la suma de 500 pesos (equivalente a 20 dólares estadounidense) para que se encargara del cuidado del viejo.  

“Después de año y medio de estar pagando la casa, sumado todo el capital invertido desde 1995 hasta la fecha y aprobado el derecho a la convivencia de mi esposa a raíz de otorgarme el derecho de propietario, me orientan que debo desalojar el inmueble o seré sacado por la fuerza”, puntualizó Wong.

VIDEOS