jueves, 16 de mayo de 2013

Aumento de crímenes violentos.

Por Ernesto Aquino/Hablemos Press.

 
La Habana, 15 de Mayo.- Alarmante el incremento de la violencia y el índice de mortalidad, en adolescentes y jóvenes, como resultado de los enfrentamientos con armas de fuego y perfilocortantes. 
 
El pasado Domingo 12 de mayo, Día de las Madres, un joven de apenas 19 años  fue brutalmente asesinado a puñaladas. La foto fue obtenida en el capitalino hospital Calixto García a donde fue conducido el joven.
 
La fuente que facilitó la imagen –a cambio de no ser identificada-,  informó que “la policía siempre toma medidas extremas para que no se filtre ninguna información sobre las víctimas de hechos de sangre; sobre todo cuando son tan jóvenes, como es el caso de Erik, este muchacho de 19 años del que sólo pude conocer su nombre”.
 
Las medidas adoptadas por el gobierno del General Raúl Castro han agudizado la desigualdad social; y las clases más pobres, cuya economía depende del trabajo estatal, se ven forzadas a buscar alternativas ilegales cada vez más peligrosas para compensar los bajos salarios que el Estado les paga; y son precisamente estas salidas desesperadas las que han ido condicionando el incremento de la violencia como método emergente para solucionar conflictos personales que bajo un Estado de Derecho serían resueltos por las leyes y la justicia.
 
Dentro del “paraíso socialista” no hay Crónica Roja. Los crímenes y la represión policial son parte del folklor ideológico que hacen más atractivo el totalitarismo para los cómplices de estos sistemas retorcidos; pero lo cierto, es que cientos de jóvenes entre 15 y 35 años mueren cada año como consecuencia de enfrentamientos violentos con armas de fuego y perfilocortantes, mientras el gobierno sigue vendiendo la imagen de un “socialismo benefactor” que sólo consumen los que no tienen que sufrirlo. 

Foto: Herida que le causo la muerte a el joven, se recomienda discreción.














VIDEOS