lunes, 1 de abril de 2013

Se manifestó el ánima de Hugo Chávez a espiritistas en La Habana

Por Jaime Leygonier/ Hablemos Press.

La Habana,  29 de Marzo.- En el "7mo. Congreso Espírita Mundial", efectuado en La Habana, se manifestó el ánima de Hugo Chávez, según voceó al público un orador sentado en la presidencia del acto; afirmación que escucharon atónitos los televidentes del Noticiero de TV Cubana.  

"En estos momentos, el espíritu de Hugo Chávez está entre nosotros", -gritó alguien por el micrófono, como un presentador de show; y el teatro lleno de ancianas aplaudió. La breve escena fue  mostrada a través del noticiero de la 1 de la tarde.

Otras escenas, mostraron al público y a la madre de uno de los cinco espías cubanos convictos en EE. UU.

Como ya es costumbre en muchos actos, sobre cualquier tema, y particularmente en los actos religiosos del Gobierno, concurren  familiares de estos presos,  y los eventos aprueban por unanimidad declaraciones en que exigen sean liberados "los cinco héroes prisioneros del imperio".

En Cuba, es política del totalitarismo impedir la inscripción de asociaciones no gubernamentales, o autorizarlas a condición de que se expresen públicamente a favor del Gobierno.  

Así, creó y agrupó a muchas iglesias en una especie de sindicatos gobiernistas, y creó asociaciones de Santería y otros movimientos religiosos yoruba, y ahora de espiritistas, dos manifestaciones religiosas que por su naturaleza carecen de una estructura que las organice como congregaciones.

El "Congreso Espírita" -evento jamás oído en Cuba- tuvo cobertura muy escueta en la prensa plana y la TV.

Grave falta, no cubrir con mayor amplitud un hecho tan sensacional como la comparecencia, desde la ultratumba de Hugo Chávez, quien
-de ser cierto- continúa viajando a La Habana para hacer declaraciones políticas.

Invaluable posibilidad de que poseyendo a un médium o a Nicolás Maduro, continúe con su programa "Aló presidente".

¡Menos mal que los bolivarianos exigen respeto para el difunto que endiosan! Si no, sería peor -si acaso es posible- la propaganda demencial con él.

En contraste, hubo una grave  violación de los derechos humanos de los difuntos, pues -en un país con una historia revolucionaria de tantos miles de fusilados y represaliados y persecución de todos los religiosos- es discriminatorio que en el Congreso Espírita no se manifestara ninguna "entidad" con opiniones "contrarrevolucionarias".

Si entre "los desencarnados" tradicionales -con licencia estatal- de indios, congos, chinos, curas y monjas, se hubiera manifestado algún "Espíritu gusano", le habría ocasionado un disgusto policial a "su instrumento" médium.

Y seguramente habría dicho a los "hermanos de la Tierra" que el Gobierno ya no sabe lo que va a inventar.

VIDEOS