lunes, 8 de abril de 2013

Represalias contra prisioneros políticos por informar

Por Ernesto Aquino/ Hablemos Press.

La Habana, 7 de Abril.- Dos prisioneros políticos fueron trasladados hacia cárceles del interior del país, por informar sobre la salud del periodista y prisionero de conciencia Calixto Ramón Martínez Arias, durante su huelga de hambre.

El prisionero político Alexander Roberto Fernández Rico, informó que el 26 de marzo fue trasladado a la prisión provincial de Holguín, conocida también como Cárcel Vieja.

El traslado -arbitrario y abusivo-, se llevó a cabo dentro de un camión rastra, junto con otros 49 reclusos más, en condiciones extremadamente infrahumanas -considerando que Fernández Rico se encuentra postrado en sillón de ruedas, a causa de una polineuropatía, y que además, es hipertenso y tiene serias lesiones en los nervios ópticos que lo tienen privado de la visión.

Alexander Roberto, declaró: “las autoridades carcelarias me trasladaron a esta prisión en Holguín, para castigarme por mis constantes denuncias sobre las violaciones a los derechos humanos que se cometen contra los reclusos; pero sobre todo, por haber informado sobre la salud del periodista Calixto Ramón Martínez Arias y los abusos que contra él han cometido los carceleros de la prisión Combinado del Este”.

“Yo me encontraba en la prisión Combinado del Este”, dijo Rico, ubicada en La Habana; "ahora, estoy a más de 700 kilómetros de mi provincia, lo que no sólo dificulta considerablemente la comunicación de mi familia conmigo, sino que limita y encarece mis posibilidades de hacer contacto con la prensa independiente, a través de la cual puedo denunciar los abusos y violaciones que se cometen a diario en las cárceles cubanas, y que la opinión pública pueda conocer estos crímenes”.

Por su parte, María Domínguez, madre del prisionero político Jorge Bello Domínguez, informó -vía telefónica- que a su hijo lo trasladaron para la prisión de Taco Taco, en Pinar del Río.

Bello Domínguez, aseguró a su madre que “este traslado es en represalia por haber estado informando sobre los abusos cometidos en la prisión Combinado del Este contra el periodista y preso de conciencia Calixto Ramón Martínez Arias, y haber mantenido informado al mundo a través de Hablemos Press, sobre su estado de salud, todo el tiempo que duró su huelga de hambre”.

Sin embargo, a pesar de lo difícil de su situación, ambos prisioneros coincidieron en reafirmar su decisión de continuar luchando contra la injusticia, y exigiendo al gobierno del general Raúl Castro el respeto incondicional a los derechos humanos; y aseguraron que “ninguna medida, por represiva y degradante que sea, nos obligará a claudicar. Nos mantendremos firmes, hasta la libertad o la muerte”.

VIDEOS