miércoles, 17 de abril de 2013

Protestas y huelgas en Santiago por la detención de un activista

Por Calixto Ramón Martínez/ Hablemos Press.

Santiago de Cuba, 17 de Abril.- Un grupo de 19 opositores, se congregaron en la noche del lunes frente a la 3ra Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en Santiago de Cuba para exigir la liberación del opositor Luis Enrique Losada Igarza, quien se encuentra recluido y en huelga de hambre, en esa dependencia policial.

Los opositores comenzaron a llegar a la Unidad de la PNR en el reparto Versalles de la ciudad de Santiago, desde las 7:00 de la noche, provenientes de diferentes municipios de esa provincia. Mientras otros cinco se declaraban en huelga de hambre, para exigir también la libertad del detenido.

Losada Igarza, miembro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), en el municipio Contramaestre provincia Santiago de Cuba, se declaró en huelga de hambre el martes 9 de abril cuando fue arrestado por agentes de la PNR y del Departamento de la Seguridad del Estado (policía política), luego de que se le realizara un acto de Repudio en su vivienda; explicó su esposa, Darmis Aguedo Zaldívar.

“Nosotros nos encontramos aquí protestando por los cargos que se le quieren imputar y exigimos su inmediata excarcelación, pues el no ha cometido delito algunos. Ellos (los paramilitares) fueron los que cometieron el delito cuando irrumpieron en nuestra vivienda golpeándonos y destruyendo nuestras propiedades”, dijo Aguedo Zaldívar.

Un instructor de la Policía le comunicó a Aguedo que Losada será trasladado a prisión preventiva en espera de ser llevado a juicio, acusado de un delito de Amenaza.
“El Salió en defensa de nuestra familia porque esta es la quinta vez que nos atacan con esos actos vandálicos. Es una forma horrorosa, 20 o 30 persona de las turbas entran para la casa y comienzan a darnos golpes, destruirnos las pertenencias, nos arrojan basura, estiércol, nos pintan las paredes con consignas comunistas…”.

Sobre las agresiones que han vivido de manos de los paramilitares en los Actos de Repudio -que se llevan a cabo en Cuba con la autorización del Gobierno contra las personas que critican al régimen-, Aguedo detalló: “Esta vez a ellos se les fue la mano, golpearon a la mamá y al papá de él, al punto que tuvieron que recibir asistencia médica. Mi hijo Enrique, de 17 años, estuvo más de cinco minutos tirado en el suelo sin conocimiento producto a los golpes recibidos”.

Los activistas permanecieron frente a la Unidad hasta el amanecer del martes que se trasladaron a la catedral santiaguera donde se siguieron sumando opositores a la huelga.

VIDEOS