martes, 23 de abril de 2013

Las prisiones idílicas de "mientan-de-Cuba", alias Cubadebate

Prisioneros en la bloquera de la cárcel Melena II. Foto: Archivo de Hablemos Press.


Por Jaime Leygonier/ Hablemos Press.

La Habana, 23 de Abril.- El régimen totalitario, sea comunista o fascista, se especializa en crear una "realidad" falsa que exporta al mundo, y otra para manipular mentalmente a los nacionales, negando sus yagas sociales, su incapacidad económica, su esencia explotadora y criminal.

Nada extraña que, por el incremento en las prisiones de muertes intencionales o evitables, prensa, TV y "blogueros gubernamentales" (¿!) nos embutan con cucharones de presos en almíbar.

La novela de G. Orwell "1984" no exagera la atmósfera de manipulación. Nuestro "Gran Hermano" ha arreglado fotos "históricas" borrando revolucionarios "traidores"; y las cifras de éxitos económicos arrullaron siempre nuestro rodar cuesta abajo. Por ello en Cuba ignoramos aún: Los crímenes y genocidios de Stalin. Incluso, los ignoran universitarios graduados de Licenciatura en Historia, y Fidel Castro repetidas veces declaró: "Stalin cometió errores, pero hay que reconocer sus grandes méritos".

Ídem que en China, por culpa de consignas económicas de Mao, hubo hambrunas, con antropofagia (1958 a 1961) que costaron de 36 a 70 millones de vidas (el Gobierno reconoció 15 millones).

Recuerdo de esos años un documental chino con cosechadoras en un mar de trigo y un niñito de mejillas rojas que comía una gran manzana. ¿Cuándo ningún chino tuvo cachetes colorados?

Ignoramos que, en Cuba, Castro fusiló hasta en campos de baseball pueblerinos y existen fosas comunes en el Escambray. Y la distorsionada historia de la Guerra de Angola, reescrita para excluir al general Arnaldo Ochoa (causa N° 1 del 89).

El estado de salud de Fidel Castro, cuando lo desaparecieron e informaban que estaba muy bien. Y el de Hugo Chávez, quien mejoró, se curó completamente, pero durante años seguían fortaleciéndolo y era mentira decir que estaba enfermo para desempeñar la presidencia, hasta que falleció -a juzgar por los partes oficiales, de exceso de salud.

No todo lo ignoramos, a veces nos informan con exactitud: Nos enteramos de que Chávez, después de fallecido, se manifestó a Maduro a través de un pajarito…Ponerlo en duda sería falta de respeto al difunto y al vivo.

Ignoramos que la guerrilla colombiana tenga que ver con narcotráfico, use menores y secuestre pidiendo rescate; para nosotros son justicieros robinhoods y "Tiro-fijo" un gran patriota revolucionario.

En Cuba creemos que en EE.UU la policía azuza los perros contra manifestantes negros, el Ku Klux Klan sale con sus batas y capuchas a lincharlos; que los pueblos ruso y de Europa Oriental lamentan el cambio al capitalismo y que Gorbachov era de la CIA.

Y en el extranjero es dogma que en Cuba la educación y la atención médica gratuitas (!caras que nos cuestan!) son magníficas, cuando son un desastre y es matemática de contar con los dedos que un país empobrecido no puede sostener esos servicios a alto nivel.

Ahora, hay que "demostrarle al mundo" que Castro's no encarcela en condiciones infrahumanas, como denuncian desde 1959 activistas de los Derechos Humanos, presos y sus familiares.

Por tanto, si prohíben año tras año la inspección de sus cárceles por el relator de la ONU para las prisiones no es para que éste no vea, sino…sino…¿Alguien sabe acaso la causa de negarse a recibir al Relator, puesto que todo es ejemplar?.

La única causa posible es que las condiciones de reclusión violan los pactos de la ONU sobre el tratamiento debido a los reclusos y sobre la tortura y tratos degradantes. Oponerse a la inspección del Relator es como que Maduro impidiera a los científicos hablarle al pajarito espiritista.

Hace tiempo Fidel Castro dijo que al relator no lo reciben "por soberanía"; en fin, si hay que relatar cualquier cosa sobre Cuba es mejor que la relate la maquinaria de propaganda de los gobernantes encarceladores, y no un relator "imperialista que mentiría".

No así el Gobierno que proclama que "!la Revolución jamás ha mentido al pueblo!"…!Ejem! Excepto antes de 1959 (y durante) cuando Fidel Castro declaraba que no aspiraría a ningún puesto de gobierno, restablecería la Constitución de 1940 y convocaría a elecciones libres en seis meses.

Excepto en centenares de discursos y entrevistas de 1959 a 1961 en que proclamó que no era comunista sino "humanista" y daría "justicia con pan", luego se proclamó socialista pro-soviético y explicó que no mintió sino que era "estrategia" porque "el pueblo aun no estaba preparado para comprender el socialismo".

Hoy, "pan" toca uno pequeñito por cabeza, "justicia" toda la arbitrariedad que quieran, y "por estrategia" jamás informan al pueblo lo que pasa.

Citar otras excepciones sería algo extenso, el interesado léase los periódicos y tomos de los últimos cincuenta y tantos años, informes de congresos del Partido y eventos, tantos discursos que contradicen al anterior y hasta se contradicen a sí dentro del mismo párrafo.

Pero ahora síííí dicen verdad y las cárceles cubanas no son infectos centros de hacinamiento de seres humanos que pierden la salud en condiciones degradantes que según los pactos de la ONU tipifican por si solas como tortura.

Descontando cuando las autoridades se esmeran en golpear, privar de sueño, desnudarlos, encerrarlos en condiciones nocivas para la salud psíquica, darles alimentos podridos, agua escasa y no potable, negarles atención médica; explotarlos como a esclavos sin pagarles por su trabajo.

La teniente coronel directora de la cárcel de Guanajay, explicó en TV que sus condiciones laborales y salariales son las mismas que rigen en la calle para los libres, basadas en el derecho al trabajo reconocido en la Constitución.

Pero al día siguiente televisaron una brigada de presos albañiles muy satisfechos de su oficio y remuneración, y dijeron que trabajan "hasta de noche, a la luz de la luna" y "jornadas de 12 horas".

Como las leyes laborales y la Constitución establecen la jornada de 8 horas, si trabajan 12 y, poéticamente, "a la luz de la luna", les violan Constitución y leyes. ¿Cuándo mintieron? ¿En el programa anterior, en el siguiente, o en los dos? Dirán que "es trabajo voluntario socialista".

Si año tras año "informan" éxitos económicos falsos, !que error guardar siempre silencio sobre su maravilloso sistema carcelario!, en lugar de exhibirlo y hasta hacer recorridos turísticos por los presidios para que el mundo vea la humanidad de "la Revolución". !Cuanta modestia!

Y para ejercer más ampliamente ese humanismo, si antes de 1959, "en la miseria e injusticia social del capitalismo donde el hombre es el lobo del hombre" había en toda Cuba 9 penales, "la Revolución", "que con su justicia social erradica las causas de la delincuencia" sobrepobló esos 9, luego cerró 3 - muy visibles - y los multiplicó a más de 200.

Desde ingentes construcciones de hormigón diseñadas por asesores de la Unión Soviética hasta simples conjuntos de barracas rodeadas por alambradas. Había una sola cárcel para mujeres y le sumaron 16 más, prueba del creciente progreso de la mujer en la nueva sociedad.

De hecho la TV cubana y Cubadebate son muy imprudentes en revelar las dulzuras del presidio cubano, que el Gobierno ocultaba con secreto, por razones de seguridad nacional, tanto a los ojos del Relator como de la prensa -excepto cuando a los periodistas los hace presos de conciencia.

Porque si la gente se entera de cuan buena es la vida en las prisiones cubanas ello empujaría al delito a los cubanos decentes que buscarían en la cárcel solución a sus penurias, y hasta criminales de todo el mundo vendrían a Cuba a ser apresados.

Los agentes de la Seguridad del Estado que nos arrestan y citan, ilegalmente siempre, para amenazarnos con la prisión por nuestra labor… ¿Cómo nos van a asustar ahora con la cárcel?

Nuestro director, Roberto de Jesús Guerra, quien no vio ninguna de esas bondades cuando sufrió prisión (tampoco las vio ningún encarcelado por conciencia o crímenes) propone que, cuando en los hoteles escaseen habitaciones, hospeden a los turistas en esas lujosas cárceles.

El aseo y pintura de los presidios televisados no existe en los mugrosos hospitales y escuelas cubanos. El Gobierno es demasiado bueno. ¿No sería lo justo enviar a las prisiones a los pacientes y escolares y castigar a los reclusos encerrándolos en hospitales y escuelas? Y !premiar con fines de semana en la cárcel a los comunistas ganadores de la emulación!

Merecerían ese castigo tantos reclusos malagradecidos que, por escapar unos días de ese paraíso a la enfermería, se hieren, se inyectan petróleo o sangre contaminada con VIH y, en protesta por sus excelentes condiciones de vida y trato digno, pierden la salud y hasta la vida con huelgas de hambre, se cosen la boca con alambre, se suicidan, cogen anemia, parásitos, tuberculosis, se dejan tirar por la escalera por los guardias, etc.

Quien desde el extranjero quiera Informarse sobre el presidio cubano, consulte en internet el extenso testimonio de presos de conciencia, periodistas independientes y el "Informe sobre la tortura…" del Dr. Darsi Ferrer, Carlos Ríos y quien escribe.

Para comprender la existencia de Cubadebate y similares que en nombre de la justicia social y del patriotismo anti-yanqui edulcoran la tiranía y el crimen, recuerde al chinito sonrosado y que bajo Hitler, ocultando el Holocausto, todo el mundo creía que los judíos prisioneros "cultivaban rosas en campos de trabajo".

En Cuba ex-presos y madres de la inmensa población penal, abofeteados por esa propaganda de colorete al chinito y rosas, exclaman: "!Qué "descaraos" son!", voz de Cuba que no recoge la maquinaria de propaganda de la TVC, Cubadebate y los grupos de "solidaridad con Cuba".


VIDEOS