martes, 30 de abril de 2013

La crisis de la ineficiencia


Por Denis Noa Martínez/ Hablemos Press.

La Habana, 30 de Abril.- Toneladas de mercancía sufren deterioro por almacenaje prolongado y sin condiciones mínimas para su conservación.

Trabajadores de la Unidad Básica 309, de la Empresa Mayorista de Alimentos del municipio de 10 de octubre, se quejan de no tener condiciones para realizar su trabajo, ya que llevan más de 3 meses sin recibir parles (soportes de madera para almacenajes), que le permitan recepcionar mercancías como arroz, frijoles, chícharo y azúcar, productos que abastecen la canasta básica familiar.

Además de no cumplir la jornada laboral completa, por la falta de electricidad (apagones), los estibadores se quejan del poco aprovechamiento de la jornada laboral.

Trabajadores de la nave 5, situada en la misma unidad básica, -que pidieron no ser identificados-, comentaron que “nueve mil cajas de latas de carne de res prensada se han echado a perder, porque llevan más de un año almacenadas, sufriendo las consecuencias de la humedad y las altas temperaturas; y todo es responsabilidad de los principales dirigentes de la Empresa, quienes afirman que esta mercancía es reserva del Estado”.

Según los trabajadores, la directora asegura que la Empresa de Alimentos ha reportado todas las deficiencias, pero que aún no recibe respuesta.

En reiteradas ocasiones, numerosos camiones cargados con toneladas de mercancías arriban al almacén para incrementar el suministro, pero tienen que regresar con la carga a sus lugares de origen.

VIDEOS