martes, 30 de abril de 2013

Fuerzas policiales desalojan a más de una docena de familias en Río Piedra


Poblado Río Piedra

Por William Cácer y Calixto Ramón/ Hablemos Press.

La Habana, 30 de Abril.- De treinta y siete familias que construyeron sus viviendas en una vieja planta de asfalto -abandonada hace más de 12 años-, situada en el poblado Río Piedra del capitalino municipio Guanabacoa, fueron desalojadas unas 15, el 25 de abril; las demás quedaron pendientes.

En el desalojo, que fue llevado a cabo por funcionarios de la Dirección Municipal de la Vivienda, participaron también directivos del Gobierno del Municipio, paramilitares de las Brigadas de Respuesta Rápida; médicos y enfermeras en equipos de emergencia; Bomberos, Brigadas de Rescate y Salvamento, agentes de la Policía Nacional y de las Tropas Especiales Avispas Negras.

"La Policía llegó muy temprano", dijo una vecina y agregó: "Un oficial nos advirtió que era una orden del gobierno que tenían que cumplir aunque a ellos no les gustaba hacerlo ya que ellos también eran padres".

Los vecinos de Río Piedra, habían sido advertidos por la Dirección Municipal de la Vivienda, tres días antes, que tenían 72 horas para abandonar sus hogares y retornar a sus lugares de origen, o serian desalojados por la fuerza.

"Cuando nos dieron la orden de abandonar las viviendas, yo les dije a mis vecinos que eso no iba a suceder, que la Revolución no desampara a nadie, que por eso se había luchado para que nunca en cuba hubieran desalojos. 

Sin embargo me hicieron quedar como a un mierda", dijo -con ojos llorosos- Rolando Trujillo, un militante del Partido Comunista de Cuba (PCC), residente en el poblado.

Un joven que incitado por policías para que cogiera una mandarria y destruyera su propia vivienda fue víctima de amenazas de muerte por un oficial al este negarse. Uno de los agentes se le acercó al oído y le gritó delante de todos: "Te meto dentro de un pomo de penicilina y te evaporo”.

Aunque no todos los policías actuaron violentamente; algunos dijeron sentirse avergonzados con lo que estaba sucediendo y trataban de ser amables con los moradores.

Temor a las imágenes

Para impedir que los curiosos y residentes tomaran fotos y videos de lo que estaba aconteciendo, prohibieron a los presentes utilizar estos medios y amenazaron con multar y decomisar los equipos a quienes lo hicieran.

"Si ustedes están actuando según la ley, por qué temen a las fotos", preguntó indignado uno de los vecinos, a un agente del orden público.


Fondo habitacional, una situación difícil en Cuba

Aunque el gobierno cubano todos los años anuncia, a través de sus medios oficiales, cifras elevadas de viviendas construidas, destinadas a la población, cientos de familias son desalojadas anualmente.
En lo que va de año, Hablemos Press ha documentado más de 680 familias desalojadas de sus viviendas o locales del Estado.

Con la caída del campo socialista en el año 1991, el fondo habitacional cubano experimentó un acelerado decrecimiento debido a la escasez de materiales de la construcción y los altos precios que estos alcanzaron.

“Si el gobierno no tiene para ofrecer una vivienda decorosa a cada familia como prometió Fidel Castro antes de llegar al poder, por lo menos debería darles vergüenza desalojar a una vieja en Miramar, un invalido en el malecón o un niño en la Conchinchina”, dijo Pavel Hernández Herrera, un activista de derechos humanos que presenció el desalojo.

De los desalojados en Río Piedra, algunos llevaban más de 10 años viviendo ahí y muchos de sus hijos nacieron bajo esos techos.

¿Por qué me hacen esto? ¡Yo y mis hijas no tenemos donde meternos! Lloraba desesperada una joven acompañada por dos hijas de 7 y 4 años de edad.


Casas en Río Piedra


Una de las familias desalojadas en Río Piedra


Estos niños y sus padres fueron desalojados en Río Piedra


Ruinas de la antigua fabriga Planta Asfalto


Donde las pobladores de Río Piedra comenzaron a construir sus casas


Tanques de la antigua fabrica de Planta Asfalto

VIDEOS