martes, 23 de abril de 2013

En nombre de la libertad y la vida, el crimen debe cesar

Marco Maykel Lima Cruz. Foto: Archivo de Hablemos Press.

Por Ernesto Aquino Montes/ Hablemos Press.

La Habana, 23 de Abril.- El fin de las tiranías totalitarias, no es como el derrumbe de una torre de acero que cae con estridencia aparatosa creando confusión y pánico. Las tiranías totalitarias, son el pánico mismo; el caos; la madre de todas las mendacidades; la meretriz que copula con todas las formas de muerte; y bajo el estado de agonía, pueden llegar a ser poderosamente destructivas.

El único propósito de estos gobiernos desnaturalizados es someter a servidumbre al ser humano, hasta reducir su voluntad a cero. Por eso, los ciudadanos que no aceptan el yugo y eligen el camino de la resistencia pacífica, son perseguidos, agredidos con extrema violencia, encarcelados y sometidos a todo tipo de tratos crueles y degradantes.

A lo largo de más de medio siglo, cientos de luchadores pacíficos han sido asesinados y mutilados e incapacitados física y mentalmente como consecuencia de las brutales golpizas propinadas por las fuerzas represivas, entrenadas y dirigidas por la Seguridad del Estado.

Marcos Maykel Lima Cruz, fue arrestado el 25 de diciembre del 2010 junto a su hermano Antonio Michael Lima Cruz, y ambos fueron condenados a 3 y 2 años de prisión, respectivamente, acusados de Atentado contra los Símbolos Patrios, por extender sobre sus hombros una bandera cubana mientras escuchaban música de Los Aldeanos.

El martes 16 de abril, Marcos Maykel Lima Cruz, quien ha sido declarado prisionero de conciencia por la organización humanitaria Amnistía Internacional, sufrió un derrame cerebral, y en estos momentos su estado de salud es de extrema gravedad.

El Joven Prisionero de Conciencia, editor del periódico independiente Candonga y miembro del Partido Republicano, con apenas 34 años se debate entre la vida y la muerte, víctima de un accidente cerebro-vascular, provocado por una condena absolutamente injusta, durante la cual ha sido sometido a reiterados maltratos físicos y torturas sicológicas, que forzaron la resistencia de su salud a quebrarse en un desenlace que puede causarle la muerte o la incapacidad total de por vida.

Desde esta tribuna del periodismo independiente, quiero convocar a todas las organizaciones humanitarias, y ciudadanos del mundo defensores del derecho a la vida y el respeto a las libertades fundamentales, para que juntos alcemos nuestras voces de condena contra el gobierno del General Raúl Castro, y exijamos el cese inmediato e incondicional de los arrestos arbitrarios, la violencia y el abuso sistemático contra los defensores de los derechos humanos; así como también, invitamos a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, a unirse a nosotros en cadena de oración por la salvación del joven pacifista Marcos Maykel Lima Cruz.

VIDEOS