martes, 19 de marzo de 2013

Solución del problema alimenticio

Por Moisés Leonardo Rodríguez.

Artemisa, 19 de Marzo.- El monopolio de la propiedad y la deficiente explotación de la tierra por el Estado durante el último medio siglo han convertido a Cuba en un país importador neto de alimentos y otros productos agrícolas que eran pródigamente producidos nacionalmente hasta1959.

El cultivo, acopio y distribución de los productos agrícolas por instituciones estatales son deficientes por sus elevados costos, el deterioro de productos durante su distribución, cuantiosas pérdidas por demoras en la recogida y malas manipulación y almacenamiento junto a altos niveles de corrupción. La propia prensa oficial, única permitida, refiere últimamente botones de muestra de esto.

La distribución de tierras en usufructo en los últimos años no ha logrado dar de comer adecuadamente a todos los habitantes a precios asequibles y además crear industrias de procesamiento de materias primas que puedan sustituir importaciones y llegar incluso a convertirse en rubros exportables.

Siguen sin cubrirse satisfactoriamente las demandas alimenticias básicas de los ciudadanos de menos ingresos debido a la carencia de muchos productos agrícolas y los elevados precios de los ofertados en comparación con los insuficientes salarios.

Gran parte de los ingresos de los trabajadores cubanos se emplea en completar la canasta básica más allá de los productos vendidos bajo el racionamiento oficial a precios subsidiados y que solo alcanzan para cubrir las necesidades de una semana a duras penas.

La experiencia histórica, en particular la cubana, demuestra que la propiedad sobre la tierra de quienes la hacen producir acompañada del mercado libre para sus frutos, son determinantes en la reducción del hambre y la pobreza en los pueblos.

La “solución al problema de la tierra” presentada por Fidel Castro en su autodefensa conocida como La Historia me Absolverá, aún sigue incumplida. No se trata de reproducir las injusticias y el abandono que sufrió la población campesina ni de mantener las que aún persisten. Se trata de respetar el derecho a la propiedad, a que se reciba el pago adecuado por el trabajo, a la cultura productiva de los campesinos.

La distribución de tierras en propiedad a quienes se dispongan a hacerla producir y la existencia del mercado libre campesino son deseados popularmente e imprescindibles para que, más allá de satisfacer intereses del grupo de poder, sean un paso firme en la solución viable, sustentable y sostenible a la actual crisis que ya sufre por demasiado tiempo e innecesariamente la gente de a pie.

El aumento de la productividad y la producción agrícolas por los propietarios individuales o realmente corporativizados, es decir, sin injerencia estatal, conllevarán a una disminución de los precios de los productos directos y derivados en el mercado, lo que a su vez resultará en mayor poder adquisitivo real de la moneda en que se paga a los trabajadores.

En este marco llevarán la mejor parte los de mayores ingresos, es cierto, como lo es también que los de menores ingresos no quedarán, como ahora, impedidos de asegurar con su salario la alimentación adecuada a su prole.

El aumento del poder adquisitivo referido hará innecesario el aumento nominal de los salarios al acercar el valor de la moneda nacional (MN) al de la libremente convertible (CUC), lo que contribuirá a la necesaria eliminación de la dualidad monetaria.

Convencidos de que la solución al problema de la tierra y la alimentación adecuada de la población pasa por estas dos cuestiones, actores de la sociedad civil cubana desarrollan una estrategia que incluye la divulgación entre la población de sus fundamentos y la invitación a los ciudadanos a presentarlas y demandarlas a todos los niveles de las instituciones gubernamentales.

Los muros totalitarios y de corte militar que mantienen el bloqueo interno, se pueden derribar solo con la exigencia pacifica de los ciudadanos dentro del estrecho marco legal vigente. Los que callen, otorgan legitimidad al estado actual de derechos violados que son causa fundamental de la crisis nacional.

VIDEOS