jueves, 7 de marzo de 2013

Legislatura VIII: ¿despedida o bienvenida enhorabuena a la violencia?

Por Carlos Ríos Otero/ Hablemos Press.

La Habana, 6 de marzo.- El pasado 24 de febrero, de manera  Solemne,  los dirigentes históricos del Clan Castro fueron encumbrado a la impopular Asamblea Nacional del Poder Popular;   así mismo -y de facto-, todo el entramado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (CC-PCC) son legisladores.

Ese mismo día, 58 Damas de Blanco fueron detenidas después de concluir la tradicional e histórica misa dominical por la libertad del presidio político sin destierro, que ofrece la iglesia católica Santa Rita de Casia, en La Habana.

También fueron detenidos al menos 20 hombres, familiares de las activistas, trasladados a la 4ta. Unidad de la policía (PNR) en un furgón  cerrado, donde varios presentaron signos de asfixia. Horas después, fueron liberados, no sin antes chequearles la presión arterial a cada uno para ofrecer la impresión de buena gente.

Mientras, una  turba constituida por oficiales de la policía política y funcionarios del Partido Comunista -denominada Brigadas de Respuesta Rápida-, era apostaba en los predios de dicha iglesia, armados con objetos contundentes, para contrarrestar cualquier acción pacífica en recordación de los pilotos de la organización humanitaria Hermanos al Rescate, que fueron derribados el 24 de febrero de 1996 en aguas internacionales, por aviones de combate que cumplían órdenes de Fidel y Raúl Castro   .

En el resto de la Isla, decenas de activistas de DD.HH. fueron detenidos o acosados en sus hogares, con amenazas de que podrían recibir recibir golpizas si salían de sus viviendas; para eso, se apostaron carros celulares en las esquinas cercanas, listos para retenerlos a fuerza de este terror sin orden de detención, usando la violencia y la intimidación.

El acto  de la legión parlamentaria del clan Castro, no estuvo exento de sorpresas. Un joven, encumbrado a la vicepresidencia primera, Díaz-Canel, y un tipo de la raza negra a presidir la susodicha diputación, Lazo Hernández, ambos del Politburó.

El primero, es usado para enrarecer la opinión pública con el eslogan oficial: ¡ahí vienen los cambios, sin prisa, pero sin pausa! Y el segundo caso, para ofrecer que también los negros pueden mandar en Cuba y esta raza no es avasallada.

Díaz-Canel,  es tan ortodoxo y represivo como los históricos; pueden dar fe los holguineros de Moa y Gibara.  Lazo, no tiene talento para llevar a cabo lo que se denomina, el Poder Legislativo de una nación, si es para decir:-nuestro comandante en jefe es irrevocable y que el general de seis estrellas es pragmático- y un loa por la Asamblea Nacional de la unanimidad, entonces fluirán sarta de sandeces, y viva la pepa.

Sin embargo, el parlamento  de la violencia  se ganó tal calificativo a partir de 1990, cuando se fundaron expeditamente las Brigadas de Respuesta Rápida, formadas por la policía política y funcionarios del Partido Comunista, grupúsculos autorizados para asaltar a los disidentes en la vía pública  e invadir sus hogares. Violencia institucionalizada en el legislativo de partido único (pcc).  

El vicepresidente, ministro del interior y diputado por el municipio de Contramaestre, general Colomé Ibarra, le fue cercenada la vicepresidencia. Y aún se desconoce si fue la despedida del represor mayor, el Abelardo “Furry”  Colomé Ibarra, o fue la bienvenida  a la Legislatura VIII.

La represión ha sido  encomendada al general Fernández Gondín, viceministro primero del MININT y diputado por Santiago de Cuba.

Los cubanos, creen que es la carta de presentación del último mandato de la Octava Legislatura del 2013-2018, que preside el general de seis estrellas, dos de héroe de Cuba y cuatro de general de cuerpo de ejército, Raúl Castro Ruz, jefe de Estado, jefe Gobierno y jefe del CC-PCC, ¡ah! jefe de la CELAC.

La represión, se encuentra en la orden del día, y es la carta del socialismo irrevocable del Clan Castro; mientras éste ofrece su compasión de liderazgo CELAC, y su influencia en las agencias de la ONU: OIT, ECOSOC, UNESCO y en el Consejo de DD.HH: Amén.

VIDEOS