martes, 5 de marzo de 2013

Joven, que murió aplastado por las columnas de una vieja edificación, no asistía a la escuela


Por Roberto de Jesús Guerra Pérez/ Hablemos Press.

La Habana, 5 de marzo.- A las 11:15 am del día 26 de febrero se produce un derrumbe en el que tres jóvenes quedaron sepultados al desmoronarse las columnas de concreto de un viejo edificio que estaba en demolición.

Uno de los jóvenes fallecidos, Dairon Barrios Hernández, de 15 años de edad, fue sacado por los rescatistas de debajo de los escombros, decapitado; de los otros dos que recibieron heridas graves, uno de ellos, de 12 años de edad, falleció en el Hospital.

La vieja edificación, está ubicada en la calle Arsenal No. 6, entre Milicia y Economía, reparto Jesús María, cerca de la Terminal de Trenes La Coubre, en La Habana.

Algunos vecinos del lugar, cuentan que una parte del edificio se derrumbó, mientras varias personas se encontraban escarbando las paredes para sacar materiales de construcción como ladrillos, cabillas  y  vigas de acero, lo cual causó que se debilitara una pared de carga  y se produjera el derrumbe.

Rescatistas, bomberos y fuerzas del Ministerio del Interior sitiaron la zona para impedir que los testigos tomaran fotografías y videos de los sucesos.

El opositor Yonál Rodríguez Ávila fue detenido en las cercanías del lugar. El activista y su madre,  la Dama de Blanco Mari Blanca Ávila Expósito, fueron  testigos de lo ocurrido. Se encontraban esperando el tren para viajar a su ciudad de origen, Holguín.

"Yonál tomaba videos y fotografías cuando fue arrestado por agentes de la policía", -dijo su madre.

Según el testimonio de vecinos, Dailín Hernández Ponce, madre de Dairon Barrios, es alcohólica.

"Los Trabajadores Sociales la dejaron por incorregible. Ella no recibía la atención requerida y Dairon no asistía a la escuela, por eso andaba por ahí", dijo Dalia Rosales, vecina de la calle Arsenal, y agregó: "Esto era del conocimiento de todos los organismos del Estado".

Los dos jóvenes fueron velados en la funeraria de la calle Zanja, en el municipio Centro Habana, y enterrados el día 27, al mediodía.

Hasta el momento, la prensa oficial no ha informado sobre el hecho. Tampoco el gobierno ha realizado un llamado para evitar que haya víctimas, en este tipo de accidentes que ya se ha convertido en algo común en la capital.

Nota: Disculpen esta nota creiamos haberla publicado pero no lo habiamos hecho.

VIDEOS