Agencia de Prensa Independiente

Agencia de Prensa Independiente
jueves, 7 de febrero de 2013

2/07/2013 11:28:00 a. m.


Por Jaime Leygonier/ Hablemos Press.

La Habana,  7 de febrero.- Desde los años 70, en Cuba, la literatura infantil es escasa y poco variada, lo cual hace imposible lograr una gradación de textos que desarrolle progresivamente en los niños el hábito de lectura.

Llevándolos, según edades y progreso en la lectura, desde los libros con ilustraciones y poco texto, para los primeros años, a los comics  - llamados en Cuba "muñequitos" - pasando a otros que combinen cada vez menos imágenes y más textos, hasta lograr que sea capaz de leer solamente texto en libros juveniles.

En los años 80 fracasó  la "Segunda campaña por la lectura", que intentó reeditar la exitosa "Campaña por la lectura" ( 1964 -65) que hizo una generación de lectores de  quienes entonces cursábamos 5° y 6° grado, y poseíamos unos primeros grados de primaria sólidos y muchas lecturas de comics estadounidenses y libros infantiles.

Para analizar ese fracaso, el Estado creó una comisión multidisciplinaria que encontró como su causa principal la carencia de literatura infantil graduada por edades.

Como siempre, las recomendaciones de las comisiones de expertos - sean sobre educación, hidrología, economía, o contaminación del medio ambiente - son archivadas por los gobernantes, carentes de instrucción profesional para juzgarlas y que toman decisiones opuestas a lo indicado.

En los años 90 desapareció casi por completo la literatura infantil; en los 2000 se recupera muy débilmente y es costosa.

Hoy, es general entre niños y jóvenes la dificultad en la lectura y hasta el analfabetismo funcional, por esa misma causa de la falta de literatura infantil y por el pauperismo de la enseñanza primaria  que los escolares transitan y concluyen sin aprender sus reglas básicas - los profesores también las ignoran.

Y en un sistema educacional sin maestros graduados, los que se graduaron y luego huyeron de las malas condiciones laborales de las aulas, y los improvisados de hoy , aprendieron y aprenden aún la !pedagogía soviética!

Ello explica que falten criterios pedagógicos y psicológicos a quienes escriben y revisan para su edición la literatura infantil. Y en el sistema de salud son muy escasos y con pobre actualización en información los psicólogos infantiles.

La estatal Editorial Gente Nueva se ocupa de publicar este tipo de literatura sin lograr satisfacer la inmensa necesidad y sus poco variadas publicaciones se agotan.

Muchos de sus comics y libros adolecen inevitablemente de propaganda comunista para los niños, y quien desea regalar a algún pequeño una historieta sobre la vida del patriota José Martí u otro, encuentra en él tergiversaciones históricas cliché y en las últimas páginas la glorificación de Fidel Castro.

Las historietas de la revista Zunzún son puro adoctrinamiento político.

"S.O.S. fauna polar", un libro de colorear con información que sería útil si  se adecuara a la edad, contiene mensajes impropios para niños. Sin intención política en este caso, como en otras ocasiones en que la propaganda de guerra y anti-capitalista ha aterrado a generaciones de niños cubanos ensuciando sus mentes con miedo y odio.

Ese libro será distribuido en grandes cantidades en la cercana Feria del Libro, 2013, y por esa urgencia me dirijo en carta abierta, en lugar de privada, a la Presidenta del Instituto Nacional del Libro, quien puede impedir el mal.

La Habana, 6  de febrero, 2012.
Instituto Cubano del Libro
Presidenta Zuleika Romay:

Existen mensajes nocivos para la salud mental infantil en la introducción del libro "S.O.S. fauna polar" de José R. Lozano Fundora, editorial Gente Nueva. Escolar, 2012; podrían ser corregidos fácilmente en futuras ediciones y hasta entonces creo es deber de Ud. y le ruego lo haga, retirar de la venta el libro. El error no parece intencional, no retirarlo si lo sería.

Es un libro para colorear, por lo cual se supone dirigido a las primeras edades.

Su introducción se extiende sobre el calentamiento global y su peligro, en forma inapropiada para su lectura por niños, incluso afirma: "Si los casquetes polares se derriten, el nivel del mar aumentará 57 m. y se hundirán ciudades e islas de las zonas bajas del planeta, incluidas algunas de Cuba."

Hay que ignorar por completo la psicología infantil para no comprender que el niño es incapaz de asimilar como los adultos mensajes catastróficos como ese que le provocarán angustia y miedo.
Y existe sobrada experiencia médica en Cuba, sobre niños alterados de los nervios y del sueño, con pesadillas y mixiones nocturnas, por los noticieros y la propaganda para niños sobre la Guerra de Viet Nam, las de Irak y la propaganda de que E.E.U.U. invadirá Cuba.
Los niños que lean, o a quienes padres incautos les lean, esa introducción, lamentarán que los animales polares van a morir, sufrirán inseguridad ante la catástrofe inevitable, preguntarán si su casa, o la altura más cercana, tiene más de 57 metros y mirarán por la ventana para ver si ya viene el mar.

Es de razón que, por el bien de los niños, retire de la venta esa edición o, al menos, ordene arrancar esa página.

Otro defecto del libro es que, siendo un libro para colorear, sus textos -escritos por un biólogo y no por un autor de literatura infantil- resultan fuera del alcance de los niños de primaria, mayormente si tenemos en cuenta que arrastran de grado en grado dificultades en la lectura.

De manera que, contradictoriamente, parece escrito para jóvenes o adultos, pero tiene dibujos para colorear.

Espero de Ud. una solución que proteja a los niños cubanos para que el libro, una vez corregido, pueda enseñarles -como declara es su extravagante intención- a proteger a los animales polares… si es que alguien sabe decirles cómo, y sin cargar sus frágiles espaldas con los males del planeta.          

  

CARICATURAS

Random Posts