Agencia de Prensa Independiente

Agencia de Prensa Independiente
viernes, 8 de febrero de 2013

2/08/2013 01:07:00 p. m.


Por Tanía García Hernández/ Hablemos Press.

«Cuando se hacen las preguntas adecuadas, no se puede evitar que comiencen a llegar las respuestas adecuadas.» -José María Vicedo

Villa Clara.- Vivo en un pueblo bautizado por los indígenas, a su paso por el mismo, con el nombre Taguayabón, el cual está situado en  la parte central de nuestra isla. Al parecer, con la desaparición de esas tribus, también desaparecieron los intereses de todas las organizaciones gubernamentales, para resolver el listado tan amplio de necesidades que en él poseemos; sin embargo, hemos quedado tan olvidados, que en ocasiones ni los habitantes de la parte central conoce de la existencia del mismo.

Nuestro pueblo carece de muchos beneficios, para que nuestra convivencia en él resulte agradable; pero en este artículo, haremos referencia a su estado crítico; no sólo al vial, sino también a las dificultades con el alumbrado eléctrico; de hecho, cuando anochece nos hemos acostumbrado a salir acompañados de linternas -aún cuando el fluido eléctrico no haya sido retirado-, y a darle gracias a la naturaleza el día de Luna Llena.

Esto, no sólo afecta a los habitantes de nuestro pueblo, sino también a los que no les queda otra alternativa que usar nuestras vías de acceso (terraplenes sin asfaltos) para llegar a sus viviendas y a otros pueblos aledaños al mismo. La situación no sólo afecta a los vehículos, sino también a los conductores y peatones.

¿Dónde está la falta de respeto y de responsabilidad, ante lo anterior expuesto? Veamos.

Hará 2 meses, aproximadamente, por gestiones realizadas en conjunto, por el Representante del Gobierno de nuestra circunscripción y el anterior delegado, se realizó una movilización de varios medios de transporte y de obreros, con vista a mejorar el camino, su iluminación, y zanjas en ambos lados del mismo, para  facilitar el drenaje de las aguas que se acumulaban, al no tener vía de circulación hasta llegar a las cañadas.
¿Pero cuál fue el resultado?

No se culminó el trabajo. Enseguida aparecieron múltiples  explicaciones para justificar el incumplimiento del objetivo que se trazaron, y las condiciones del camino han empeorado; sobre todo para los que tienen que circular a pie.

Los baches abundan, y durante la temporada de lluvia es imposible percibirlos porque las aguas cubren toda la superficie del terreno, lo que hace más arriesgado el tránsito para los peatones; además, la ausencia de iluminación es un peligroso agravante.

El representante del gobierno tuvo la desfachatez de informar al pueblo -a través del Canal Telecubanacan-, que habían culminado satisfactoriamente el trabajo, incluyendo vía e iluminación. Parece ser que este funcionario camina mirando al cielo.

Esto demuestra que somos un país desinformado de las realidades,   y que siempre es el pueblo quien sufre las consecuencias, sin ver llegar las soluciones; y cuando alguno se queja lo califican de enemigo de la revolución, “que tanto trabaja para mejorar la calidad de vida del pueblo”. No sabía que mentir hiciera. 

Esto nos muestra:
1.   Que muchas de las informaciones que se nos dan a conocer, no son verificadas antes de darlas, pues si Telecubanacan se hubiera llegado al pueblo conocería la realidad.

2.   Que no existe ningún responsable que verifique la culminación de las labores asignadas. 

3.   Nos muestra cómo somos capaces de entregar responsabilidades, a quien su último interés es realizarla para el bien de todos, simplemente porque sabe convencer al que quiere oír lo que le conviene escuchar.

Por todo lo antes expuesto, espero que el nuevo Delegado elegido

-quien ha heredado una agenda bien cargada- vaya tomando nota de los asuntos pendientes a resolver, pues éste no es el único. 

MUESTRA DEL CAMINO Y SU CULMINACION -SEGÚN REPRESENTANTE DEL GOBIERNO.

Random Posts

CARICATURAS