lunes, 28 de enero de 2013

Posta médica sin equipos para urgencias

Por Moisés Leonardo Rodríguez/ Corriente Martiana.

Artemisa, 28 de Enero.- La posta médica de los barrios Nuevo Mariel y Henequén Viejo, del municipio Mariel, en la provincia Artemisa, no cuenta con los equipos necesarios para atender las urgencias que se presentan a los más de 4000 habitantes que residen en ambos repartos.

Adalberto Blanco, quien reside en  Henequén Viejo, afirma que en dos ocasiones, -tres meses atrás la primera y apenas una semana la última-, se ha sentido con síntomas de hipertensión, y al llegar en la noche a dicha posta, la enfermera de guardia le ha dicho que no cuenta el equipo para determinar la presión arterial (esfigmomanómetro).

En la última ocasión que asistió al consultorio médico, la enfermera le explicó que en la posta no tienen esfigmomanómetro desde meses atrás, y aunque suministraron algunos a la policlínica municipal, todos estaban rotos.

Medir la tensión arterial, es una de las técnicas de atención primaria o especializada más habitual; se incluye entre las inspecciones rutinarias que brindan a los facultativos datos para saber cómo una persona se encuentra en relación a su supervivencia, por lo que cumple una misión fundamental en la medicina preventiva.

Adalberto, asegura que varios vecinos han acudido a la posta médica,  en horas de la noche, para aliviar el asma u otros problemas respiratorios; en ocasiones, el equipo de aerosol no cuenta con boquillas esterilizadas, y en otros casos no se cuenta con jeringuillas esterilizadas o desechables para inyectar calmantes a personas con dolores u otras urgencias.

Entre las 8 de la mañana y las cuatro de la tarde, un médico atiende a los pacientes, pero a partir de esa hora, sólo queda una enfermera para atender urgencias o tratamientos que requieren inyecciones, aerosol, medir la tensión arterial y otros especializados. En ocasiones, falta la enfermera de guardia.

Esta posta médica, prestaba servicio las 24 horas del día, pero “en estos momentos sólo funciona hasta las 11 de la noche, a pesar de ser un lugar distante a más de 6 kilómetros de la policlínica municipal” -asegura la fuente, y añade que no se cuenta con ambulancia para trasladar urgencias, por lo que la gente debe pedir a los pocos vecinos que tienen vehículos que los trasladen, o salir a la carretera Panamericana, que separa ambos repartos, a pedir botella (auto stop) hasta la policlínica municipal.

VIDEOS