martes, 29 de enero de 2013

Para el amigo sincero

Por Ernesto Aquino/ Hablemos Press.

La Habana, 29 de Enero.- Este 28 de Enero, la dignidad sigue celebrando el nacimiento de la llama donde se pueden quemar todos los miedos. El vuelo de los espíritus enormes, se desentiende de esas prisiones donde las conciencias culpables y deficientes tratan de encerrar los humanismos infinitos.

José Martí, no sólo logró burlar la muerte de pólvora y metralla, sino que se va deshaciendo, como explosión enfurecida de estrellas salvadoras, en poderosos haces de luz, a cada golpe alevoso de la mentira que quiere ensombrecer su pureza magnífica.

Recordar a Martí, nos compromete inevitablemente con todos los que dedicaron su vida a honrarlo con el ejemplo, cuando otros, ensombrecidos por los vuelos fronterizos de sus paranoias, y descontentos con la fatalidad de una sola muerte, lo someten a la muerte moral de todos los días, aturdidos de pánico ante la solidez inconmovible de su resplandor insoportable.

La vergüenza mayor recae sobre la maltrecha intelectualidad al
servicio del régimen –cómplice de los argumentos desafortunados que han perseguido con saña la verticalidad moral de Martí, para despojarlo de la esencia robusta de aquel humanismo universal que le dio sentido y sacerdocio a su existencia magnífica.

Pero la Libertad tiene sus elegidos, y la muerte respeta a los que saben trascenderla con la grandeza implacable de la obra eterna; y por más que la histeria de las bayonetas, pretendan reclutar para su causa de chusma empantanada, el pensamiento inmaculado y excelso del sublime patriarca; a pesar del espionaje intelectual, para contaminar la pureza de su obra y someterla al yugo degradante de la complicidad indecorosa, siempre estará –inalterable y limpio en la cumbre infinita de la honra- ese Martí, patrimonio de la soberanía humana, con su alma de Fuego y Rosas Blancas; la franqueza de su mano abierta PARA TODOS, y el poder de su ESTRELLA indestructible, penetrando en las entrañas solitarias de los tiranos, con su Luz Imponente que “ILUMINA Y MATA”.

VIDEOS