lunes, 21 de enero de 2013

Acude a la prensa independiente por no recibir ayuda del Estado

Por Ernesto Aquino Montes/ Hablemos Press.
La Habana, 21 de Enero.- Miguel de la Caridad Durán Rondón, denuncia su estado de extrema pobreza y el abandono total de las instituciones estatales cubanas encargadas de solucionar estos casos.

Durán Rondón, de 55 años de edad, actualmente vecino de Lealtad número 1020 entre Carmen y Figura, barriada Los Sitios, Centro Habana, quien tiene paralizada la mitad del cuerpo, como consecuencia de una hemiplejia, y además es diabético, depende de una pensión de 242 pesos (moneda nacional) para enfrentar la mantención de tres hijos y su esposa.

Del total de su pensión, debe pagar una mensualidad de 60 pesos  por el crédito del refrigerador y una serie de medicamentos, lo que reduce su ingreso económico a 180 pesos mensuales.

Su vivienda, ubicada en la calle Picota número 109 entre Jesús María y Merced, apto 4, Habana Vieja, hace 2 años fue declarada inhabitable, después de un derrumbe parcial que sufrió el inmueble.

En estos momentos, vive con su esposa y sus tres hijos en casa de una cuñada; la estrechez del lugar lo obliga a dormir en el suelo, lo que agrava su precario estado de salud.

"Estoy acudiendo a la prensa porque no encuentro otra solución", dijo el viernes Durán Rondón al comunicarse -vía telefónica- con Hablemos Press.

Nota: Para más información llamar a Miguel de la Caridad Durán Rondón en el  868 75 49.

VIDEOS