Agencia de Prensa Independiente

Agencia de Prensa Independiente
lunes, 3 de diciembre de 2012

12/03/2012 04:40:00 p. m.


Por Carlos Ríos Otero/ Hablemos Press.


La Habana, 3 de diciembre.- No es asombroso, que la Sesión 67 de la Asamblea General de la ONU cuestionara el embargo que EE.UU. mantiene sobre Cuba. Con ese dictamen, los estados censuran el proceder de la Casa Blanca, al respecto.

Mientras, la parte estadounidense informó que desde EE.UU. llegan a la Isla, por concepto  de remesa familiar, dos mil millones de dólares frescos, cada año; y además, otros mil 200 millones en paquetes de alimentos, ropas y medicina para la familia cubana. Un vínculo de pueblo a pueblo. 

Por otra parte, las agencias gubernamentales cubanas han adquirido, en un periodo de aproximadamente cinco años, entre 600 y 800 millones de dólares anuales en alimentos y  medicinas. Estados Unidos se ha convertido en el socio comercial número tres de Cuba, después de Venezuela y China.

Los activistas políticos y de derechos humanos, periodistas independientes y el pueblo en general, no entienden como un régimen que tiene un puesto en las agencias de la ONU, la UNESCO, ECOSOC y el Consejo de DD.HH, y ofrece clases de ética y de justicia sobre la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Carta de la ONU, no sea cuestionada, ante ese plenario, por la represión que ejerce el gobierno contra la oposición pacífica.

Mientras, en el año  2011 se computaron más de 4 mil detenciones ilegales. En otro informe se supo de los más de 200 fallecidos en cárceles y centro de detenciones a causa de las palizas que propinan los oficiales del Ministerio del Interior (MININT).

Los ciudadanos que critican la política estatal del régimen son expulsados de sus empleos; incluso, aquellos que han transitado por los cánones vigentes de la llamada “legalidad socialista”, de queja y petición;  además, se emprende una cacería de brujas contra la familia -que no puede escapar de esa guerra psicológica- para obligar, a los más contestatarios, a elegir entre la cárcel o el exilio forzoso, tal como sucedió en la Primavera Negra del 2003, donde fueron sentenciados 75 disidentes a largas condenas (de ellos, un tercio fueron periodistas independientes), hoy en licencia extra penal, con la amenaza de retornarlos al encierro, pendiendo sobre ellos como una espada de Damócles.

La ONG de DD.HH. Damas de Blanco, durante el 2011 varias de sus activistas fueron inyectadas en medio de mítines de repudio cuando eran sometidas a soberanas palizas por la porra del MININT, provocándole hinchazón de piernas,  presión arterial súbita y abundante hemorragia vaginal, por lo que resultó dudoso la muerte casi de facto de su líder Laura Pollán, que le desencadenó un dengue hemorrágico, según parte oficial, y como antecedente después de recibir una soberana golpiza, en medio de los tristemente célebres mítines revolucionarios que organiza, dirige y controla la policía política.

Más sorprendente, es que ningún estado haya cuestionado la doble moral  del régimen castrista, incluso ni la Unión Europea, donde  todas sus representaciones diplomáticas se encuentran en La Habana, y saben de primera mano que las Brigadas de Respuesta Rápida, asaltan a los disidentes en la vía pública e invaden sus hogares, y conocen que este tipo de grupúsculo nació en Europa: las camisas negras de Musoline y las camisas pardas de Hitler, devenidas en las secciones de asalto del partido nazi.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, cuestionó el “embargo yanqui”, pero no dijo del embargo que le impuso UNASUR a Paraguay, liderado por Brasil; también se le olvidó cuestionar el terror de estado que mantiene el régimen castrista contra la oposición pacífica.

Brasil, construye una zona franca, y espera ser el mayor inversionista del puerto de Mariel, donde se construye un área de libre comercio para beneficio de la economía brasileña, a costa del sufrimiento del pueblo cubano de a pie. Al parecer, a la presidenta del gigante suramericano no le interesa la represión que arremete Raúl  Castro y sus generales contra la gente, sino sólo le interesan los negocios, los pingües negocios.  

El pueblo de Cuba, espera que el Premio Nóbel de la Paz, léase, la Unión Europea, lleve una condena ética y honesta contra la tiranía castrista, a la 68 Asamblea General de la ONU para el 2013. Aunque la tiranía castrista -de inmediato- podría ser reprochada en el Parlamento Europeo, ya que acumula en la mochila del socialismo irrevocable, la represión, la detención ilegal y la legalización del terror de estado.

Random Posts