Agencia de Prensa Independiente

Agencia de Prensa Independiente
viernes, 14 de diciembre de 2012

12/14/2012 12:28:00 p. m.
Por Jorge Alberto Liriano Linares/ Hablemos Press.

Camagüey, 14 de diciembre.- Según las autoridades carcelarias, el alimento que los familiares llevan a los reclusos es el responsable de la propagación de enfermedades dentro de la población penal.

La dirección del penal en la prisión Kilo 7, en Camagüey, emitió un documento -para todos los destacamentos- donde se prohíbe la entrada de mariscos y pescados.

No se permitirá la entrada de cremas (como leche condensada y otras).

Se prohíbe la entrada de alimentos cocinados  al interior del penal; las carnes deberán ser correctamente fritas. Los líquidos deberán estar sellados, o de lo contrario se traerá la cantidad para consumir en el salón de visitas. No se permitirá la entrada de dulces en almíbar.

Sólo se autorizará la entrada al penal de pan, galletas, dulces secos, bolsas selladas de leche o sirope y turrones.

De incumplirse lo antes mencionado, se procederá a la suspensión de visitas y pabellones y se establecerá la cuarentena de forma inmediata.

Según las autoridades penitenciarias, estas son las medidas que ellos están tomando para prevenir el cólera; es decir, que la infección sigue aquí, porque es aquí donde se produce la mala elaboración de los alimentos; es aquí, adentro del penal, donde la falta de higiene está favoreciendo la propagación de la epidemia.

Las medidas de ellos son arbitrarias totalmente, porque la comida que viene de la calle no infesta a nadie. La que está en mal estado y está enfermando a la gente es la que están cocinando aquí.

Random Posts